POLÉMICA | DISNEY

La respuesta de un creador de Disney a los que piden eliminar la escena del beso de Blancanieves por ser "no consentido"

El aluvión de comentarios ha sido de tal magnitud que un creador de Disney, Jim Shull, ha salido al paso de las críticas que piden que se retire la escena del beso de Blancanieves por ser, según dicen, "no consentido".

Fotograma 'Blancanieves y los 7 enanitos'
Fotograma 'Blancanieves y los 7 enanitos' // Disney

Europa FM

Madrid 10/05/2021 19:02

Muchas atracciones del parque Disneyland de California llevaban más de un año cerradas por la pandemia, y con la reapertura del mundo de Blancanieves ha nacido un nuevo debate sobre su trama, un cuento infantil que escribieron los Hermanos Grimm en 1812 y que fue llevado al cine por Wat Disney en 1938.

Durante esos meses de cierre, la organización del parque ha llevado a cabo ciertos cambios en la atracción, que ha pasado de llamarse La terrorífica aventura de Blancanieves a El deseo encantado de Blancanieves.

Al final de este nuevo recorrido se incluye la escena del 'beso de amor verdadero' del príncipe, que despierta a la joven del envenenamiento que había sufrido por parte de su madrastra, que llegó a querer matarla por celos.

Con la reapertura de la atracción se inició una petición popular -promovida por un artículo de la edición digital del San Francisco Chronicle- donde se pedía que la escena del pasaje de Disneyland fuese eliminada para el público actual, alegando que el beso es un acto "no consentido" ya que la joven se encuentra inconsciente en ese momento. "El Príncipe la besa mientras ella duerme y, por tanto, no puede ser amor verdadero si solo una persona sabe que está sucediendo", escribieron las autoras de la columna.

Tal ha sido la cantidad de comentarios que se han generado al respecto que uno de los creadores de Disney, Jim Shull, ha salido a defender la escena y explicarla dentro de su contexto.

"Teniendo en cuenta el hecho de que los cambios culturales ocurren durante décadas, se debe reconocer que, en el contexto de la historia en la que se basa la película, el viaje es correcto. A la gente, por supuesto, se le permite que no le guste la historia, pero el equipo hizo un trabajo espectacular", escribía el creador en un tuit junto a una fotografía del pasaje que había generado toda la polémica.

Por su parte, Carola Martínez, experta en literatura infantil, asegura al diario Clarín que la premisa más importante en estos casos es que "las ficciones no son reales", así que "nadie le roba un beso a Blancanieves porque Blancanieves no existe".

Las autoras de la petición subrayan que "el consenso" es algo "problemático" en algunas películas de Disney, por lo que piden a los padres y tutores que "enseñar a los niños que besar a una persona, si ambos no están de acuerdo, no está bien".