EN 'LA PROPOSICIÓN'

Sandra Bullock habla sobre el percance que sufrió grabando una escena desnuda con Ryan Reynolds

Los rodajes a veces son más accidentados de lo que parecen y más aún durante la grabación de escenas picantes. Eso es lo que les ocurrió a Sandra Bullock y a Ryan Reynolds durante la grabación de una incómoda escena de La proposición en la que ambos estaban totalmente desnudos.

Sandra Bullock y Ryan Reynolds
Sandra Bullock y Ryan Reynolds // GTRES

Europa FM

Madrid 06/12/2021 15:54

En el año 2009, Sandra Bullock y Ryan Reynolds protagonizaron una de las más desternillantes comedias románticas de la última década: La proposición. Sin embargo, la relación entre ambos actores viene de mucho antes, pues se conocen desde que eran muy jóvenes, algo que provocó bastantes problemas a la hora de grabar las escenas más 'hot' de la película, pues les provocaba mucha risa.

Ahora, más de 10 años después de su estreno, una de sus protagonistas ha hablado abiertamente sobre una graciosa anécdota que tuvo lugar en el set de rodaje de la película.

En una de las escenas de La proposición, Margaret Tate, el personaje de Sandra Bullock, busca una toalla tras salir de la ducha, pero porque accidente acaba cayendo sobre Andrew Paxton, interpretado por Ryan Reynolds, que en dicha escena también iba desvestido.

Aunque en la gran pantalla se vio como una escena bastante graciosa a la par que picante, lo cierto es que durante su grabación tuvo lugar una historia mucho mejor que ahora Sandra Bullock ha revelado en una entrevista en el podcast About Last Night, con Adam Ray.

Sandra Bullock y Ryan Reynolds title=
Sandra Bullock y Ryan Reynolds // GTRES

El incómodo momento durante una de las escenas más 'hot'

La amistad entre Sandra Bullock y Ryan Reynolds viene de cuando aún eran "preadolescentes", por lo que la propia Bullock recordaba que no se atrevió a ver desnudo al actor.

"Anne Fletcher, nuestra directora que es simplemente increíble, hizo un set cerrado, lo que significa que no se permitió a nadie estar allí, solo al personal imprescindible y los encargados de maquillaje. Ryan y yo teníamos estas cosas de color carne pegadas a nuestras partes íntimas, mi cabello estaba estratégicamente sobre los pezones y el pequeño amigo de Ryan, bueno no pequeño, en absoluto, no lo sé porque ¡no miré!", contaba Bullock entre risas.

Así, la actriz recordaba la graciosa anécdota que sucedió mientras ambos estaban en esa incómoda posición casi desnudos: "Cuando dijeron 'corten' realmente no nos podíamos mover. Él estaba de espaldas, con sus rodillas levantadas, y yo en el suelo, apoyada sobre sus rodillas, esperando y no quería mirar porque no podíamos movernos todavía. Entonces, en ese momento, escucho la voz de la directora desde la oscuridad, diciendo: 'Ryan, podemos ver tus testículos desde aquí' y yo estaba como ¡oh madre mía! Porque no quería mirar hacia allí".

Por suerte, la amistad de la actriz con Reynolds hizo que la situación no fuera tan incómoda como podría haber sido si en lugar del actor estadounidense hubiera estado cualquier desconocido: "Fue con un amigo en quien confiaba y en un ambiente en el que me sentí segura".