ECHA LA VISTA ATRÁS

Scarlett Johansson asegura que la "preparon" para asumir papeles de chica sexy: "Estaba acorralada"

La actriz ha hablado de sus inicios en la industria del cine, cuando los papeles que llegaban a su oficina de representación suponían asumir el rol de chica joven, guapa y provocativa. Scarlett Johansson echa la vista atrás y asegura que la encasillaron.

Scarlett Johansson
Scarlett Johansson // Getty Images

Europa FM

Madrid 14/12/2022 13:10

Scarlett Johansson echa la vista atrás y asegura que sus inicios en el cine no fueron como había soñado. En una entrevista para el podcast Table of Two de la emisora iHeartRadio la actriz recuerda cómo se convirtió en "una especie de ingenua" que solo aceptaba papeles para personajes sexys y provocadores.

Según sus palabras, fue su agencia de representación la que la "preparó" para asumir papeles "bomba" al comienzo de su carrera como actriz. En sus palabras lamenta haberse dejado asesorar de esa manera, algo que mantiene que la perjudicó más adelante. Si los directores la encasillaban ya no conseguiría tramas más profundas o personajes con introspección más allá de su atractivo físico.

"Las chicas así son relamente cosificadas, eso es un hecho. Creo que cualquier caja en la que te coloquen define la trayectoria de cómo será tu vida. Ahora las mujeres son capaces de elegir su propio camino", cuenta sobre las diferencias de una industria que ha logrado evolucionar con los años gracias a movimientos como el MeToo.

La protagonista de Black Widow mantiene que una vez comenzó a asumir esos papeles de mujer sexy dejó de tener oportunidades para otro tipo de oportunidades. "Me estababan preparando para ser lo que se llama 'actor bomba'. Estaba interpretando a 'la otra mujer' y ese objeto de deseo. Ya sabes, me encontré acorralada en este lugar, como si no pudiera salir de él", cuenta.

De esta manera, pronto se dio cuenta de que asumir ese tipo de roles centrados su apariencia física tenía una vida útil muy corta. "Creo que ese tipo de papel se quema rápido y luego no tienes más oportunidades más allá de eso. Sentí que me estaba quemando muy rápido", explica.

La intérprete, que no ha dejado apartada su carrera como actriz para criar a sus dos hijos, asegura que esta experiencia le ha servido para enseñar a Rose -de ocho años- y Cosmo -de uno- la importancia de dedicarse a lo que realmente les guste. "Creo que es una lección importante para enseñarles a las niñas y los niños: buscar un trabajo que sea satisfactorio".