Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN ESTADOS UNIDOS

A una empleada de Pizza Hut se le va una broma de las manos y termina en despido

Todo comenzó cuando los hijos de una clienta solicitaron en su pedido que la pizza llegara con una broma escrita, pero la ocurrencia pareció no agradar a la madre y la empleada ha sido despedida. Ahora las redes protestan por lo que consideran una injusticia.

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 13/07/2018 a las 01:57 horas

Pizza de pepperoni

Pizza de pepperoni / Pixabay

Según informa el periódico de Washington WJLA, una clienta del Pizza Hut de Stafford (Virginia, EE UU) ha asegurado que sus dos hijos, de 12 y 15 años, al realizar el pedido online solicitaron que la caja de pizza tuviera escrita una broma. Pero cuando llegó el pedido, la broma no agradó a la madre y clienta, que consideró que la frase estaba fuera de lugar.

En la caja se podía leer "¿Qué tienen en común un repartidor de pizza y un ginecólogo?", junto a la respuesta: "Ambos tienen que olerlo, pero ninguno de ellos se lo come".

 

Al verlo, la clienta enfureció: "Es una broma inapropiada. Hay un momento y un lugar para todo, pero no se encuentran en mi pizza", explicó la mujer al citado medio, "es una lección aprendida".

La empleada que escribió la broma llamó para pedir disculpas y la propia clienta afirmó que esperaba que no perdiera su puesto de trabajo. Pero la realidad es que la trabajadora ha sido despedida. Algo que ha indignado a las redes sociales, ya que lo consideran injusto. A través de la página de Facebook del restaurante, varias personas han utilizado el hastag #JusticeForPizzaGirl para pedir justicia.

Entre los comentarios de los usuarios se podía leer: "Qué vergüenza que Pizza Hut despida a alguien por hacer algo que pidió el cliente". "La clienta no especificó qué tipo de broma quería. Además, debería dejar que la repartidora hiciera su trabajo. Si quieren una broma, que se vayan a ver unos monólogos mientras se comen su pizza. La chica repartidora no hizo nada mal. En este caso, los clientes deben tener cuidado con lo que piden. Se han pasado con lo de despedir a un empleado por eso", argumentaba otro.

Últimas Noticias