Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

15 OPERACIONES

El hombre que se operó para ser como el villano de Capitán América, Red Skull, vive en Ourense: Esta es su historia

Henry Rodríguez es un venezolano de 34 años que se ha sometido a 15 operaciones para parecerse a Red Skull, el villano de Capitán América. Ahora reside en Ourense donde trabaja en un estudio de tatuajes y explica que permanecerá allí porque asegura que la gente de provincias "es más calurosa".

Europa FM
  Barcelona | 23/10/2020
El hombre que se ha operado para parecerse a Red Skull, el villano de Capitán América

El hombre que se ha operado para parecerse a Red Skull, el villano de Capitán América / Instagram / @therealredskull

El 'body modification' (modificación corporal) consiste en alterar de forma permanente o parcial el cuerpo humano por motivos estéticos, religiosos o simbólicos.

Una tendencia que muy pocos llevan al extremo, como es el caso de Henry Rodríguez. Este venezolano de 34 años se ha sometido a 15 cirugías para cambiar por completo su rostro.

Entre estas modificaciones encontramos la amputación de la nariz y de los lóbulos de las orejas, además de implantarse prótesis de silicona en la frente, cejas y pómulos.

Además, sus ojos están tatuados con una técnica especial para que luzcan completamente negros.

Un aspecto que recuerda a Red Skull, el villano de Capitán América: "Surgió la idea de hacer una modificación corporal extrema y única y, cuando hicimos la amputación de la nariz, vimos el gran parecido con el personaje y aprovechamos y adoptamos su imagen", explica a La Voz de Galicia.

Henry ha invertido ya 30.000 euros en estas modificaciones, de las que asegura que es su carta de presentación: "Esto es de lo que vivo. Mi cuerpo es mi uniforme, mi carta de trabajo. Tú no puedes llegar a un estudio de tattoo y ver a los trabajadores como si estuviesen en un banco", explica al citado medio.

Un trabajo que ha decidido asentar en Ourense, concretamente en el estudio más antiguo de la ciudad, el Bonshyo Tattoo. Hasta ahora, el artista residía en Pontevedra y desde ahí viajaba por todo el mundo para realizar sus trabajos.

En cuanto a si llama mucho la atención cuando va por la calle, Henry asegura que siempre hay dos bandos, a los que les gusta y a los que no. "Me gusta más la receptividad de la gente de provincias. La gente es más calurosa. Siento que son más humanos y, si eres bueno en lo que haces, la gente va a donde estás", añade.

Últimas Noticias