TIENEN DIFERENTES PRECIOS

La lista de los famosos que venden vídeos personalizados para sus fans

La web española Cleb ha creado una plataforma para la que los famosos pueden enviar mensajes a sus fans. Es una buena idea para que haya comunicación entre ambos, ya que el seguidor puede pedir que le felicite el cumpleaños o que simplemente le salude.

Carmen Lomana, Nuria Fergó y Jesús Castro
Carmen Lomana, Nuria Fergó y Jesús Castro // GTRES

Europa FM

Madrid 28/07/2021 17:53

Cleb se ha convertido en la primera plataforma en conectar a los fans con sus ídolos. Se trata de una web en la que pagas porque tu famoso favorito te salude, te mande un mensaje especial o te felicite el cumpleaños. La página hace de intermediario entre el famoso y el fan.

Previamente, el usuario paga y, más tarde, recibe el vídeo de la persona famosa que él o ella ha escogido con el mensaje que ha seleccionado. Los vídeos rondan todo tipo de precios, dependiendo del famoso. Por ejemplo, un vídeo de un ex futbolista del Real Madrid como Álvaro Arbeloa o del jugador del Betis, Marc Bartra, cuesta alrededor de 180 euros. Sin embargo, un vídeo de un influencer poco conocido tiene un precio de 3 euros aproximadamente.

La actriz y cantante Angy Fernández manda saludos por 35 euros. Amarna Miller o Willy Bárcenas por 45 euros. Los saludos de Beret o Carmen Lomana cuestan 90 euros y los de Pocholo rondan los 80. Uno de Sofía Suescun tiene un precio de 55 euros, mientras que el saludo de Ramoncín cuesta 75 euros.

Hay multitud de famosos disponibles para enviar un mensaje a sus fans a través de Cleb. Desde el actor Jesús Castro hasta Ágatha Ruiz de la Prada, Estela Grande, Nuria Fergó, Nacho Vidal, Manu Tenorio, Kiko Rivera, Rafa de Hombres G, Xuso Jones, Merche o María Isabel.

El mensaje puede ser como el usuario desee, puede optar por un mensaje sencillo o una mini canción como este que envió la cantante Merche.

Los famosos pueden enviar los mensajes desde cualquier parte, como es el caso de María Isabel que, en esta ocasión, ha querido grabarse disfrutando de la playa.