FUE CHEERLEADER

Nia, concursante de ‘Tu cara me suena’: su paso por ‘OT’, su papel en ‘El Rey León’ y la estrecha relación con sus abuelos

Nia demostró su talento convirtiéndose en ganadora de Operación Triunfo 2020 y pudo cumplir su sueño de dedicarse a la música. Ahora se enfrenta al reto de imitar a otros cantantes en el escenario de Tu cara me suena. ¿Ganará también este programa?

Nia Correia - TCMS 9
Nia Correia - TCMS 9 // antena3.com

Inés Romero

Madrid 05/11/2021 19:45

Estefanía Correira, más conocida como Nia, tiene 27 años y es de Las Palmas de Gran Canaria. Ha estudiado un ciclo Superior de Actividades Físicas y Deportivas, aunque su verdadera pasión siempre ha sido la música. Ha formado parte del Coro Oficial de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria y desde bien pequeña comenzó a recibir formación en técnica vocal y moderna.

Siempre ha estado vinculada a los micrófonos y los escenarios. Sin embargo, lo que esta joven canaria no sabía es que en 2020 tomaría una decisión que le cambiaría la vida. Se apuntó al casting de Operación Triunfo, fue superando las pruebas, consiguió entrar en la Academia y se convirtió en la triunfita ganadora de la edición.

Nia se ganó el cariño del público semana tras semana gracias a su voz y su versatilidad. Los profesores y el jurado la describían como una de las concursantes más completas del programa. Afrontó cada reto como si fuese el último y cantó todo tipo de géneros, desde boleros, hasta pop o reggaetón. Y no solo eso. La coronaron como la Beyoncé española tras interpretar Run the world (Girls) en la gala 5, donde tenía que cantar y bailar a la vez.

Muchos piensan que Nia es una persona privilegiada y que ha nacido con talento. Pero lo cierto es que durante su paso por Operación Triunfo demostró que no todo es suerte. Su constancia, su esfuerzo y su trabajo la llevaron a lo más alto, aunque su autoexigencia y perfeccionismo también le hicieron sufrir en más de una ocasión.

Por todo ello, Nia se postula como una de las concursantes más fuertes de la novena edición de Tu cara me suena y no sería de extrañar que en más de una gala nos deje a todos con la boca abierta.

La música es su sueño

Su paso por Operación Triunfo hizo realidad su sueño de dedicarse a la música. Son varios los temas que ha lanzado al mercado desde entonces, tanto en solitario como en colaboración con otros artistas. Algunos de los más destacados son: Malayerba, 8 maravillas, Arrebatao, Mi Luna Llena (junto a India Martínez) y Cúrame (con Blas Cantó).

Además, este 2021 ha estado rondando Érase una vez… pero ya no. Se trata de la primera serie musical de Netflix, creada por Manolo Caro, autor de ‘a casa de las flores. En la obra audiovisual, Nia ha trabajado de la mano de otros artistas como Sabastián Yatra, Mónica Maranillo, Rossy de Palma, Asier Etxeandia, Itziar Castro, entre otros.

[[H3:Su papel en ‘El Rey León’]]

El de Operación Triunfo no es el único casting que ha superado Nia. Ya lo hizo para formar parte del reparto musical de El Rey León durante tres años. La cantante asegura que, si no hubiese sido por este trabajo, no sabe si hubiese continuado en la música. Sobre el escenario del teatro Lope de Vega interpretó a Nala, la amiga y luego novia novia de Simba

Su pasado como cheerleader

Antes de dedicarse a la música, cuando no había cumplido 18 años, Nía fue cheerleader. La cantante lo contó a través de Instagram, donde compartió una serie de Stories con fotos de su pasado como animadora deportiva.

"Tenía 16-18 años y bailaba en eventos deportivos", escribió al compartir algunas imágenes. Una de ellas es de su paso por los Juegos Olímpicos de Londres.

El fuerte vínculo con sus abuelos

Lo que sí que tiene claro es que sus abuelos, Luis y Mercedes, han sido un pilar fundamental en su vida y jamás habría llegado hasta aquí de no ser por ellos. En una entrevista en El País, la cantante dijo que los llama “papi y mami”. “Son mis padres. En mi casa a lo mejor está mi madre y mi abuela y sido digo ‘ma’ me contestan las dos”, explicó.

Ambos han confiado en su nieta desde el principio. Su abuela la apuntó a clases de canto y con su abuelo tiene vínculo muy especial. “Me escucha hablar en la radio, me escucha en cualquier lado y se pone a llorar”, contó Nia.

La cantante afirmó que tenía una relación muy estrecha con su madre biológica. Nada que ver con la de su padre. “Vive, pero no tengo mucha relación con él”, declaró.