Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

LEVANTA LAS IRAS EN REDES SOCIALES

Un restaurante canadiense la lía con su plato de 'paella española' con gambas, chorizo, tomate, guisantes y pimiento

Si hay algo que todos los que hemos usado las redes sociales alguna vez sabemos, es que no se puede nombrar la paella en vano. Hay que estar 100% seguro que se trata de una paella, y no un “arroz con cosas”, porque no todo lo que parece una paella valenciana lo es… El problema es que en Canadá parece que no tienen claro este punto, ¡y la han liado pero bien!

Europa FM
  Barcelona | 05/06/2019
'Paella española'

'Paella española' / Twitter - The Red Apron

El restaurante The Red Apron de Ottawa, en Canadá, publicó en su cuenta de Twitter una fotografía de uno de los platos que preparan para enviar a domicilio. Pero claro, llamar a eso “paella”, es como llamarle “gallina” a Martin McFly: sabes que la vas a liar y muy parda.

Así pues, el restaurante publicó la imagen del plato, añadiendo que se trataba de una ”paella española con gambas, chorizo, guisantes, pimientos rojos asados y tomates”, por el “módico precio” de 20,95 dólares para dos personas.

Y claro, las reacciones no tardaron en llegar, con comentarios de todo tipo, algunos –hay que reconocerlo- muy divertidos: “The Red Apron era una cuenta de Twitter desustanciada, triste y sin participación; nadie comentaba, nadie retweeteaba..... hasta que osaron nombrar a la paella. Prepárate @FreshOnTheShelf, has despertado la ira del País Valencià.”, comentaba un usuario.

 

 

 

 

 

 

 

"No sois una tienda gourmet, sois terroristas. Puedes asar un reno con chorizo ​​y también lanzar un trozo de zapatilla o la cáscara de un huevo", dice uno de los 'indignados'.

 

El restaurante optó por borrar la foto de la "paella", ¡y no sabemos si se atreverá a volver a ponerla!