Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

#CELEBRITYMANAGER EN EUROCLUB

Lady Gaga se aferra al pop más melódico en ‘Joanne’, su nuevo álbum

Analizamos Joanne, el quinto disco de estudio de Lady Gaga que tanta polémica ha suscitado en tan solo una semana desde que saliera a la venta el pasado viernes 21 de octubre. ¿Qué ha pasado con la Lady Gaga que nos conquistó con 'Bad Romance' o 'Poker Face'?

@aavilalta | Barcelona | 27/10/2016

Después de muchos meses de especulación, la publicación en septiembre de Million Reasons ya nos dejó claro que el nuevo trabajo de Lady Gaga que estaba al caer no iba a ser más de lo mismo. Y por fin llegó Joanne, el quinto álbum de estudio de la cantante neoyorkina y un giro de tuerca a la música a la que nos tenía acostumbrados. ¡Qué mujer!

Y es que si escuchamos el disco atentamente podemos ver que Gaga ha evolucionado como persona y como cantante, ya sea para bien o para mal. Lejos queda de los trajes excéntricos y las canciones electropop que la cantante utilizó para darse a conocer, como 'Just Dance' o 'Bad Romance'. En canciones como 'Angel Down' podemos ver como aparece muy natural y sencilla, con una base musical bastante acústica y mostrando como única arma su potente voz. Parece como si quisiera demostrar al mundo que hay una artista detrás de las plataformas imposibles, maquillajes excéntricos y vestidos incomodísimos. Y no es para menos, y es que en el descanso de la última Super Bowl ya demostró con su impresionante versión del himno de los Estados Unidos que tenía potencial para hacer todo esto y más.

En la rueda de prensa de presentación del álbum, Lady Gaga quiso dejar claro que todo su trabajo anterior no había sido un montaje: “siempre he sentido una necesidad de expresarme a través de la ropa, de los zapatos o de los sombreros, y así es como me sentía. Ahora me siento más cómoda sin complementos”. Y es que Joanne es un trabajo muy personal. Con letras y ritmos mucho más lentos y melódicos que lo que había hecho hasta el momento, la cantante ha querido mostrar todo lo que sentía en este nuevo álbum. Y parece que no está pasando por un buen momento personal, ya que el 90% del disco está compuesto por baladas o canciones lentas. En Joanne o Grigio Girls un sentimiento de nostalgia parece haber invadido a la cantante ¿acentuado por la reciente ruptura de su compromiso con Taylor Kinney?

Como ya hemos dicho, Joanne muestra una Gaga mucho más melódica y melancólica, pero también hay sitio para las canciones animadas. Si queríais encontrar un temazos como 'Born This Way' o 'Bad Romanc' que os provocara un subidón de energía, este no es vuestro disco. Pero sí que podemos encontrar temas como A-YO, 'John Wayne' o 'Just Another Day' que conseguirán sacar nuestro lado más positivo al son de un pop con aires de rock-country. Sí, todo una mezcla que acaba sonando más que bien.

A pesar de que el álbum aprueba en cuanto a calidad musical y cumple las expectativas musicales, la crítica ha sido muy dispar. Mientras algunos, como la revista People, aplauden que Gaga haya sido capaz de expresar tantos sentimientos en su nuevo trabajo y lo han calificado como ‘el disco perfecto’, otros, como la revista US Magazine, consideran que el disco no pasa la prueba de fuego y merece un suspenso, ya que no hay ni rastro de la Mother Monster a la que esperaban reencontrar después del desastre de Artpop.

Y de hecho, este desastre preocupa y mucho a la discográfica de la cantante: el estilo extremadamente personal de Artpop lo convirtió en un fracaso de ventas, llevando a la empresa a una situación financiera muy complicada. Pese a que la respuesta del púbico en general ha sido mucho más positiva que en el último lanzamiento, el álbum no ha conseguido llegar en su primera semana a las cifras de ventas de su antecesor, vendiendo 135.000 copias en EEUU en la primera semana vs. las 285.000 de Artpop. A pesar de ello, el álbum ya ha sido reproducido 67 millones de veces en Spotify, con lo que nos planteamos: ¿conseguirá remontar esta cifra teniendo en cuenta que Joanne se encuentra en las primeras posiciones de todas las listas de éxitos y de iTunes?

Sea como fuere, por mucho que algunos se empeñen a decir, Lady Gaga no se ha alejado del pop, sino que se ha metido de lleno en él. Con Joanne la cantante parece haber empezado una nueva etapa mucho más personal, melódica e íntima, prescindiendo de toda la parafernalia que la rodeaba, guardando la carne para la cena y no para los vestidos, y creando unos sonidos que muy fácilmente pueden ser llevado al plano acústico dentro de sus actuaciones. ¡Ah! Y eso también significa poder dejar de realizar las imposibles coreografías que obligaban a la cantante a utilizar un poco demasiado las bases musicales (vamos, lo que viene siendo el playback) para no ahogarse en sus conciertos, algo de lo que nos alegramos mucho. Bienvenidos a la nueva Gaga.