Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

LEVÁNTATE Y CÁRDENAS | ALBERT CASTILLÓN

Albert Castillón sobre el caso Madeleine McCann: "El teléfono del sospechoso lo sitúa muy cerca del lugar donde desapareció la niña esa misma noche"

Albert Castillón nos habla de una nueva pista de la desaparición de Madeleine McCann, desaparecida en Praia da Luz (Portugal) en 2007. Se ha registrado el teléfono del principal sospechoso y se ha confirmado que se encontraba muy cerca del lugar la misma noche en la que desapareció la pequeña.

Europa FM
  Barcelona | 04/06/2020

Trece años después aparece una nueva pista en el caso de la desaparición de Madeleine McCann que coincide con el retrato robot que se hizo en su momento de un hombre llevando en brazos a una niña.

Castillón nos explica que ese retrato se hizo a partir del testimonio de Jane Tanner, luna de las personas con las que habían salido a cenar el matrimonio McCann.

Cuando a la vuelta estaban buscando a Madeleine, vio a un hombre llevando en brazos a una niña en pijama. Tanner no le dio más importancia pensando que era un padre que llevaba a su hija en brazos pero la descripción del pijama de la pequeña coincidía con el que llevaba puesto Madeleine la noche de su desaparición.

“La descripción de ese hombre, al que Jane no le vio la cara, coincide con la del hombre que ahora está en prisión”, nos explica Castillón.

“Es un ciudadano alemán que en aquel momento tenía 30 años y ahora tiene 43, que acumula varias condenas entre las que se encuentran abuso sexual. Estuvo desde 1995 hasta 2007, año en el que desapareció Madeleine trabajando en bares y restaurantes de Praia da Luz. Justo al día siguiente de la desaparición de la niña, el 4 de mayo de 2007, vendió una Wolkswagen donde vivía y desapareció del lugar”.

NOVEDADES SOBRE EL CASO

“Se registra su teléfono móvil y se demuestra que en esa fecha no solo estuvo en Portugal, sino muy cerquita del Ocean’s Club, del lugar donde desapareció la niña y que recibió una llamada de media esa misma noche justo antes de la desaparición de la niña”, explica Albert Castillón añadiendo que “se buscan testigos y se ofrece una recompensa de 10.000 euros”.

“La Policía tiene muchos indicios pero no tiene pruebas. Si se encuentra ese Wolkswagen quizá todavía quedan restos del ADN de Madeleine y sería la prueba definitiva", concluye.

Últimos Audios