Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

LA CANTANTE CONFIRMABA EN REDES SU DIVORCIO

Bipolaridad, abuso de alcohol y Marihuana: El exmarido de Natalia Jiménez (La Quinta Estación) busca la custodia exclusiva de su hija

La excantante de La Quinta Estación, anunciaba hace poco su intención de divorciarse de su marido Daniel Trueba, quien ahora acusa a la artista de consumo de drogas y alcohol, así como de padecer un trastorno bipolar, para quedarse con la custodia en exclusiva de la hija del matrimonio.

Hace apenas dos semanas que Natalia Jiménez confirmaba en redes sociales que se encontraba en proceso de separación del que era su marido, Daniel Trueba, con quien comparte una hija de cuatro años y de nombre Alessandra.

En su mensaje en redes, la cantante quiso poner fin a los rumores, contando de primera mano la situación en la que se encontraba la relación: "Para evitar y reducir cualquier tipo de especulación, he decidido hacerles frente a los rumores y confirmar mi proceso de separación matrimonial del señor Daniel Trueba. Efectivamente, desde hace varios meses había tomado esta determinación, pero creí conveniente anunciarlo cuando todo se acomodara de forma óptima para nuestra hija", escribía.

Al parecer, la convivencia entre ambos habría acabado en abril de 2020, y aunque parecía que la separación sería amistosa, ahora su exmarido trata de inhabilitar a la cantante y reclama la custodia en exclusiva de la pequeña Alessandra.

Según el expediente de divorcio presentado en el tribunal de familia de Miami, Florida, Daniel Trueba habría declarado que Natalia no es una persona estable emocionalmente y que el trabajo de la cantante -que le obliga a estar viajando constantemente entre España y México-, no proporcionaría un entorno seguro a la menor en plena pandemia de coronavirus.

Según el programa Ventaneando, Natalia Jiménez habría intentado establecer un plan de visitas con horario compartido para la niña la no haber sido posible alcanzar un acuerdo entre ambos, que le otorguen permiso para viajar con la niña durante sus giras y que ambos progenitores aporten de forma igualitaria los gastos de manutención de la menor, ya que Natalia se habría negado a pasar una pensión alimenticia a su exmarido (que trabajaba hasta hace poco como su mánager).

.

CONSUMO DE DROGAS, ALCOHOL Y BIPOLARIDAD

.

Ahora, Daniel Trueba ha solicitado la custodia en exclusiva de su hija y pide que se supervisen las visitas de Natalia a la pequeña, debido a la presunta inestabilidad emocional que asegura que padece la intérprete.

Conviene tener en cuenta, que el exmarido de Natalia asegura que no tiene solvencia económica para hacer frente a la manutención de la menor, ya que -según afirma- cuando se casó con Natalia abandonó su profesión como productor de televisión para dedicarse a ser el mánager de la artista, pero sin recibir remuneración. A esto añade que ha sido él quien se ha encargado de la niña estos años para que la cantante se centrara en su carrera musical, y que ahora está sin ingresos y ni seguro de vida.

Además, en la demanda de divorcio aparecen reflejadas acusaciones cruzadas entre Natalia y su exmarido, que habrían presentado más de 200 documentos acusándose de abuso de drogas y alcohol, así como calmantes, por lo que tendrán que someterse a una prueba de dopaje y evaluaciones psicológicas a petición de la jueza que instruye el caso, según afirma el programa Primer Impacto.

.

DOCE AÑOS DE RELACIÓN Y UN DIVORCIO COMPLICADO

.

Natalia Jiménez y Daniel Trueba se enamoraron en 2009, y se casaron en 2015, coincidiendo con el cumpleaños de la intérprete de canciones como 'El sol no regresa' o 'Quédate con ella'.

En 2016, nació la pequeña Alessandra, y cuatro años después, la pareja ha decidido poner fin a doce años de relación.

Últimos Audios