Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

LEVÁNTATE Y CÁRDENAS | ALBERT CASTILLÓN

Investigan el intento de asesinato de Mainat por parte de su mujer para optar a la herencia millonaria

La mujer del fundador de Gestmusic y exmiembro de La Trinca está siendo investigada por el intento de asesinato de Mainat, con quien tiene dos hijos, y poder optar así a una herencia millonaria, ya que al parecer el empresario, de 72 años, quería divorciarse de ella.

Albert Castillón nos cuenta en Levántate y Cárdenas los detalles que se conocen del caso.

Europa FM
  Barcelona | 01/10/2020

Los Mossos d’Esquadra detuvieron a la mujer de Josep María Mainat, Angela Dobrowolski -de 37 años-, por el intento de asesinato del empresario multimillonario. Según los indicios, Angela, que estudia el último año de medicina, habría administrado insulina a su marido diabético mientras dormía, lo que le provocó un coma.

El juez de instrucción 32 de Barcelona investiga ahora si Angela Dobrowolski actuó movida por un intento de frustrar los trámites del divorcio, del que tuvo constancia al acceder al correo de Mainat. En caso de llevarse a cabo dicha separación, Angela perdería su derecho a la multimillonaria herencia del empresario, según comenta Albert Castillón.

Después de pasar a disposición judicial, la mujer de Mainat y madre de sus hijos de 4 y 8 años, ha quedado en libertad con cargos, investigada por tentativa de asesinato con alevosía, y debe presentarse en el juzgado cada semana para firmar.

En el atestado de los Mossos d'Esquadra, se concluye que Angela Dobrowolski elaboró un plan para acabar con la vida de Mainat, tras descubrir que preparaba junto a sus abogados los papeles del divorcio. Según cuenta Castillón, en el testamento se especificaba que si el matrimonio se divorciaba o estaba en trámites de divorcio, ella quedaba excluida de la herencia millonaria del empresario.

En el vídeo a continuación, podemos ver al matrimonio formado por Josep María Mainat y Angela Dobrowolski en el programa de TV3 'El Convidat', grabado en 2013. "Yo pienso vivir 120 años", comentaba Mainat sentado a la mesa con el presentador del programa (min. 6:40 aprox.), al que veíamos después con sus hijos y desayunando junto a su esposa (min. 36 aprox.):

 

LA NOCHE DE AUTOS: ASÍ SE DESARROLLARON LOS HECHOS

.

La madrugada del 22 al 23 de junio, Mainat, su esposa y los hijos de ambos, de 4 y 8 años, se reunieron para cenar. Después, el empresario se fue a la cama, mientras la mujer se fue a dormir con sus hijos.

Pero durante la noche, las cámaras de seguridad de la casa registraron una actividad anormal. Dobrowolski entró hasta 13 veces en el dormitorio de Mainat, y las cámaras captaron cómo en un momento dado iba al frigorífico y manipulaba algo detrás de la puerta, presuntamente las dosis de insulina que iba inyectarle a su marido.

Como comentábamos antes, Angela Dobrowolski estaba terminando sus estudios de medicina y aprovechó que el empresario -que es diabético- estaba dormido para entrar en su cuarto y ponerle las inyecciones, que una vez interrogada, aseguró que se trataba de vitaminas y una sustancia para adelgazar.

Sin embargo, como reconoció el propio Mainat, nunca le había despertado en plena noche para algo así, y aunque se negó a aceptar la dosis, poco pudo hacer al encontrarse profundamente dormido. Dichas inyecciones le provocaron una importante bajada de azúcar que le provocó un cuadro de hipoglucemia que derivó en un coma.

Además, la sospechosa usó durante la noche el glucómetro sin percatarse que el aparato registra todas las mediciones, que llamaron poderosamente la atención de los Mossos, ya que de la 1:20 hasta las 2:41h, midió el nivel de azúcar de su marido 5 veces, por lo que sabía que estaba hipoglucémico. Y aunque los niveles eran alarmantes, incluso con riesgo de muerte, ella no hizo nada.

Tras 20 minutos llamó a los servicios de emergencia, y en el teléfono de ayuda le dijeron que le diera azúcar a Mainat, pero ella respondió que no tenían en casa, mintiendo mientras intentaba encubrir sus actos. Pero el medidor de glucosa destapó la coartada de Dobrowolski.

Aunque la última medición era normal, al investigar el registro vieron que la evolución era anómala. De hecho, cuando llegó la ambulancia el empresario estaba en coma, por lo que se baraja la hipótesis de que se midiera a ella misma, aunque la memoria del medidor de glucosa ha dejado al descubierto el engaño que pudo acabar con la vida de Mainat, quien fue ingresado pero pudo recuperarse al cabo de dos días.

Últimas Noticias