Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

LEVÁNTATE Y CÁRDENAS | XAVI MARTÍNEZ

Tres artistas que crecieron en familias muy humildes: Jlo, The Weeknd y Jay-Z

Xavi Martínez vuelve a traernos más curiosidades relacionadas con el mundo de la música. En esta ocasión, nos habla de tres artistas que en la actualidad tienen una fama mundial y fortunas valoradas en millones y millones de dólares pero que provienen de familias muy humildes y trabajaron muy duro para llegar hasta donde están ahora. Te contamos los orígenes de Jennifer Lopez, The Weeknd y Jay-Z.

Europa FM
  Barcelona | 30/01/2020

Las estrellas de la música siempre mueven a su alrededor cantidades astronómicas de dinero. Además de lo que consiguen a través de sus canciones y sus giras, su gran fama les genera contratos comerciales multimillonarios y muchos de ellos se lanzan al terreno empresarial con sus propias marcas con las que continúan facturando millones de dólares.

Pero en algunas ocasiones, la infancia y adolescencia de estos artistas no ha tenido nada que ver con la comodidad económica de la que gozan en la actualidad. Xavi Martínez, que siempre nos trae curiosidades relacionadas con cantantes, nos habla de tres ejemplos cuyos inicios no fueron nada fáciles.

JENNIFER LOPEZ

Desde hace años es una de las artistas latinas con más fama internacional que ya llevado su música, mezcla de ritmos urbanos con ritmos latinos, por todo el planeta. Tal es su fama que este domingo será la encargada, junto a Shakira, de actuar en el intermedio de la Super Bowl, uno de los espectáculos musicales más importantes del año.

Pero cuando JLo era una niña y vivía con su familia en el Bronx no tenía recursos ni para poder dedicarse a la música. Tal era su situación, que cuando se fue a Manhattan a probar suerte en el mundo del espectáculo estuvo meses durmiendo en el sofá de la escuela de baile donde estudiaba e incluso en cualquier lugar de la calle; y sus propios compañeros le traían comida para que pudiese subsistir.

 

THE WEEKND

Abel Tesfaye, que así se llama realmente este canadiense de 29 años, tuvo una infancia de lo más dura, en la que su padre le abandonó y fue criado por su madre y su abuela. Abandonó la escuela sin graduarse, a los 11 años empezó a fumar marihuana y poco después pasó a las drogas más fuertes.

No fue hasta que tuvo 21 años cuando salió de Canadá por primera vez para empezar una carrera musical en Estados Unidos y ahora es el séptimo artista más escuchado en todo el mundo.

 

JAY-Z

Aunque su fortuna está valorada en 700 millones de dólares, nada tenía que ver con la situación en la que se crió. Un ambiente de violencia y drogas con las que él mismo traficó, tal como explicó su compañero De-Haven al diario The Sun: "Comencé a traficar con drogas a los 14 años, y Jay por ese entonces faltaba constantemente a la escuela y me acompañaba los fines de semana. Poco tiempo después se mudó a mi casa y le dije: ‘Lo que es mío es tuyo’. Hicimos un montón de dinero. Con 17 años ya teníamos 100.000 dólares debajo del colchón".

Precisamente el objetivo de este contrabando fue intentar salir del ambiente donde se movían para poder dedicarse a la música: "Solo queríamos dinero, joyas, coches y un camino que seguir. Afortunadamente nunca he tenido que matar a nadie. Aunque ahora me doy cuenta de que matábamos a la gente poco a poco vendiendo la droga", concluye De-Haven.

 

Últimos Audios