Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

IRLANDA | MURIÓ POR UNA "HEMORRAGIA INTERNA"

Deja a su perra 3 días en una guardería canina y se la devuelven muerta y empaquetada con cinta adhesiva

La dueña del animal dejó a Nova tres días en una guardería canina para irse a Islandia de vacaciones con su familia. Al volver e ir a recogerla, le devolvieron a la husky muerta y envuelta en bolsas de basura y cubierta con cinta adhesiva. El propietario de la perrera asegura que lo hizo así para "evitar que un virus peligroso acabara con los otros perros".

Europa FM
  Madrid | 25/04/2019
La perra Nova

La perra Nova / laSexta.com

Una joven irlandesa de Dublín dejó a Nova en una 'guardería' canina para viajar tres días con su familia a Islandia, pero al volver e ir a recogerla se encontró con un espectáculo terrible, le devolvieron a la husky muerta y empaquetada: "No hay palabras para describir lo perturbador y traumático que fue llevarla al coche y llevarla a casa de una manera que parecía completamente inhumana".

El propietario de la perrera Dublín cuenta en una entrevista al diario The Independent que envolvió a la husky en bolsas de basura después de que muriera para "evitar que un virus peligroso acabara con los otros perros a nuestro cuidado". Paddy Cullen, propietario de P&E Boarding Kennels en Kimmage, asegura que su familia ha recibido amenazas de muerte a raíz de una publicación en las redes sociales sobre la muerte del animal.

Kirsten Kinch viajó a Islandia durante tres días con su familia el pasado 27 de diciembre de 2018 y decidió a Nova con el señor Cullen. La perra tuvo un problema continuo con la colitis, una enfermedad inflamatoria intestinal, por lo que le habían administrado esteroides durante los últimos meses.

Cuando regresó de las vacaciones, descubrió que su perra había muerto "por una hemorragia interna" y que había sido envuelta en bolsas de basura y cubierta con cinta adhesiva. "Me llevaron a ver a mi precioso perro que había sido envuelto, en lo que sólo puedo describir como una pelota, en una bolsa negra que estaba cubierta con cinta adhesiva", comentó la dueña. "Claramente, habían tenido tan poco cuidado y empatía en la forma en que había sido tratada", sentencia.

Kirsten compartió la imagen en Facebook ayer y la 'guardería' P&E Kennels ha recibido desde entonces duras críticas:

Paddy Cullen asegura que ha estado manejando sus perreras desde 1986 y es un amante de todos los animales. Ha explicado por qué Nova fue colocada en bolsas de basura y asegura que "hay dos versiones en cada historia".

"Nos dejaron dos perros el 27 de diciembre. Entraron por cuatro días y uno de ellos era un perro enfermo y el otro estaba bien. El que estaba enfermo tomaba esteroides. El cuarto día, el perro murió y se desangró por la parte trasera. Si un perro se desangra, puede expulsar un virus llamado parvovirus lo que podría haber acabado con la vida de todos los perros en 24 horas", explica.

"Nos habían dejado muchos perros para el período navideño, y dije que lo sellaramos en bolsas de plástico negras y eso es lo que hicieron", relata el dueño de la perrera. Paddy Cullen ha estado recibiendo llamadas amenazantes desde la publicación en las redes sociales de la joven.

Últimas Noticias