Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EL JOVEN DE 12 AÑOS ABRIÓ UNA CUENTA EN ADWORDS

Google le reclama 100.000 euros a un niño de Alicante que "quería ser youtuber"

Google ha cargado en la cuenta de ahorros de un niño de 12 años más de 100.000 euros en concepto de publicidad pagada a través de AdWords para su página web. El pequeño, de Alicante, pensó que estaba ganando dinero por las visitas en lugar de estar pagando por ellas. La familia ya ha puesto el caso en manos de su abogado. (Actualización) La multinacional ya ha comunicado que le perdona la deuda.

europafm.com | Barcelona | Actualizado el 17/07/2018 a las 16:55 horas

Todo empezó como un intento por parte del joven de 12 años de convertirse en “youtuber” y ganar mucho dinero con sus contenidos subidos a la plataforma de Google y su página web. Pero donde pensaba que estaba dándose de alta para poder recibir esos ingresos, era en realidad la herramienta de pago por publicidad de Google, llamada AdWords.

En pocas semanas, la empresa hacía un cargo astronómico en la cartilla de ahorro del joven, en la que aparecía como titular, y que fue la que usó para crear la cuenta en AdWords con ayuda de un amigo de 15 años. Ambos bromeaban con todo lo que comprarían con el dinero que iba a ingresar, ya que estaban recibiendo muchas visitas, aunque el motivo no era el que ellos pensaban.

AdWords funciona promocionando la web o contenidos de la empresa o particular que los contrate en zonas preferentes en los resultados de búsquedas que los usuarios realizan en el navegador, gracias al inconmensurable alcance del propio Google. Dichas campañas tienen duración y coste variable, controlables por el usuario que los contrata. Pero, claro, con 12 años y una idea poco clara de qué clase de servicio se trata, te expones a tener un problema del calibre del que tiene ahora esta familia de Alicante.

El problema que denuncia la familia es que para abrir una cuenta en ese servicio, no es necesario para particulares nada más que aportar una cuenta de correo, una cuenta corriente y el sitio o página web que se pretende publicitar. Sin DNI u otra forma de verificar la identidad y edad del contratante.

“Me dijo que quería ser youtuber”

La madre del joven, Inma Quesada, comenta que su hijo le decía que comprarían “un montón” de cosas, incluso una mansión, pero "no le hice mucho caso. Pensé que era cosa de críos”, "me dijo que quería ser youtuber", asegura.

El canto de sirena que supone hacer lo que te guste y que te paguen bien por ello, seduce a muchos jóvenes que creen que pueden ganar mucho dinero de forma fácil gracias a internet, YouTube y demás. Pero, obviamente, esto es como el casino: aquí la que gana es la banca.

El banco alertó a la familia a principios de agosto al detectar una serie de cobros poco habituales procedentes de Google Ireland, donde la empresa tiene ubicada su sede porque paga menos impuestos. Al parecer, el aviso de dichos cobros estaba llegando al móvil del joven, pero por el lenguaje utilizado podría confundirse con pagos de 50 euros, de 100, 638, 1.500 y hasta los 18.000 en una semana. Sin embargo, el lunes 26 de septiembre llegó el mayor de todos estos cargos, 78.000 euros.

Ahora, la familia adeuda 100.000 euros a la multinacional y no entienden cómo una empresa que facilita este tipo de servicio no haya detectado ninguna anomalía al tratarse de una inversión tan potente para promocionar una web muy simple con contenido que califican como naif, y alojada en un servidor gratuito. Tanto el abogado como el informático al que pidieron consejo al detectar que algo estaba pasando, han anunciado que ayudarán a la familia de forma gratuita.