Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN MALLORCA

Un hombre viola a su perro en Mallorca y muere a causa de una infección en el pene

El perro ha sido rescatado y Marga, una mujer que lleva 20 años dedicándose a la rehabilitación de animales, es quien intenta que recupere la confianza en su alrededor.

@europa_fm  | Madrid | 04/12/2018

Wolfi y Marga

Wolfi y Marga / El Mundo J.Serra

El que debía ser su compañero fiel y mejor amigo, lo violó y abusó de él. El dueño de Wolfi murió a causa de una infección bacteriana en su pene, pero sus depravaciones sexuales dejaron en el animal un trauma del que puede que no se recupere.

Sin embargo, Wolfi ha tenido la suerte de encontrarse con Marga,una mujer que lo cuida en un refugio en Mallorca y que dedica su día a día a intentar que el animal recupere la confianza en las personas. "El trauma es tan grande que aún no está apto para la adopción", cuenta Marga en una entrevista con El Mundo.

"A nadie le gusta hablar de zoofilia, pero es algo que existe. En Dinamarca, hasta hace poco, era legal tenerlos en los burdeles y hasta esos lugares llegaban autobuses llenos de turistas. Esos animales abusados sufren igual que una mujer o un hombre", explica la mujer, que todavía recuerda las secuelas con las que llegó Wolfi: "no dejaba que te acercaras a su parte trasera. Aún hoy no le puedes lavar, ni cortar las uñas ni cepillar sin haberlo sedado antes, porque se pone muy agresivo", cuenta.

Las prácticas zoofílicas existen y convierten a los animales en seres absolutamente vulnerables. La mayoría de esos perros nunca llegan a recuperarse. "Hay veces que hay que intervenir quirúrgicamente los desgarros, pero el tratamiento es sobre todo emocional. Puede que no se lleguen a recuperar nunca de las secuelas psicológicas. Algunos llegan a morir por estrés", explica la veterinaria Marta Gallego, que apunta que "sienten y padecen igual que los humanos".

Últimas Noticias