Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN PERÚ

Una mujer entra al quirófano para hacerse una liposucción y sale con una rinoplastia

Mariela Went tiene 41 años, pero a los 19 tomó la peor decisión de su vida: someterse a una liposucción en Perú, donde el cirujano que la operó también le hizo una rinoplastia, sin decirle nada.

Europa FM  | Barcelona | 11/02/2019

Cirugía estética

Cirugía estética / EFE

Someterse a una cirugía puede llegar a tener consecuencias negativas. Sin embargo, las que tuvo Mariela Went, una joven estadounidense, van más allá que una complicación médica.

Cuando tenía 19 años, estuvo de vacaciones en Perú, donde descubrió que hacerse una liposucción con un prestigioso médico era más barato que en Estados Unidos. Así que tomó la decisión de poner fin a su complejo de sobrepeso, pero lo que no se imaginaba es que el cirujano cambiaría también su cara.

Went explica que cuando se despertó de la operación, tenía también la cara vendada. El médico le había hecho una rinoplastia sin avisarle.

Asimismo, la chica expresa que nunca había tenido problemas con su nariz, que le gustaba y que, a pesar de expresarle su indignación al cirujano, este le contestó que "le había hecho un favor" y nunca más apareció.

Ahora, Mariela Went tiene 41 años y desea que unos médicos estadounidenses le arreglen la rinoplastia que le hicieron sin su permiso.

 

Últimas Noticias