Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

BAJO LOS EFECTOS DEL ALCOHOL

Multados con 4.800 euros por practicar sexo en un coche parado en plena autopista

Una pareja fue descubierta por la Ertainzta practicando sexo dentro de un vehículo que estaba parado en el carril izquierdo de la AP-68, a la atlrua de Ribabellosa.

Europa FM
  Madrid | 06/05/2019
Autopista AP -7

Autopista AP -7 / ondacero.es

Los hechos ocurrieron la mañana del domingo 31 de marzo. El 112 había recibido varias llamadas que alertaban de la situación irregular de un coche en el carril izquierdo de una curva de la AP-68, a la altura de Ribabellosa.

Una patrulla de la Ertaintza se acercó al lugar y dentro del coche encontraron a una pareja de jóvenes practicando sexo en el asiento del conductor. El varón, de 23 años, acumulaba cinco sentencias por conducir bajo los efectos del alcohol. Actualmente tiene el carnet retirado, pero no entrará en prisión. Según El Correo, el joven cumplirá 50 horas de trabajos comunitarios y ella 10.

La prueba de alcoholemia reveló que el hombre llevaba 0,87 miligramos de alcohol por litro de aire y, aunque en un primer momento aseguraron que era el hombre quien conducía, al ver los resultados del alcoholímetro cambiaron de versión.

Los jóvenes explicaron que volvían a casa tras una noche de fiesta, pero que se pasaron el desvío de Vitoria. Al quedarse sin gasolina, llamaron a la madre de ella para que acudiese al lugar, pero no salieron a colocar la señalización correspondiente. Una temeridad que les costará 4.800 euros.

"Tuvieron tiempo suficiente para señalizar adecuadamente el vehículo parado en un lugar inapropiado, en vez de llamar a emergencias optaron por su madre y tuvieron tiempo de practicar sexo en el interior del vehículo", dice la sentencia.

El joven se enfrentaba a 27 meses de prisión por sus antecedentes, algo que finalmente la Fiscalía ha descartado al considerar que no existen pruebas de que fuera él quién condujese el vehículo.