ADQUIRIÓ 51 CAJAS POR ERROR

Recaudan cerca de 6.000 dólares en 24 horas para pagar los 918 helados de Bob Esponja que un niño compró por error

Juanma Romero comenta con Marta Lozano en Me Pones Más la historia de Noah, el niño que compró 51 cajas de helados de Bob Esponja.

Ignacio Pillonetto

Barcelona 11/05/2021 20:34

Ocurrió en Estados Unidos, en la ciudad de Nueva York. Noah, un niño autista de cuatro años de edad, sorprendió a su madre al gastarse casi 3.000 dólares en helados de Bob Esponja, el famoso personaje de dibujos animados.

El pequeño había hecho el pedido a través de Amazon, pero la compañía rechazó devolver el dinero por tratarse de un producto no reembolsable. Finalmente, la madre tuvo que pagar la factura pero, gracias a una campaña de crowdfounding, la familia no solo ha recuperado el dinero, sino que ha superado los 20.000 dólares de recaudación.

Ya no llama la atención ver a un crío jugar con el móvil o una tableta digital. Muchos niños manejan mejor el entorno audiovisual que cualquier adulto. Si a eso le unimos el auge que ha experimentado el comercio electrónico, y, sobretodo, el crecimiento que ha tenido durante el último año, tampoco es tan extraño pensar que puedan producirse casos como este que estamos citando. Y los que habrá que no se cuentan.

Bob Esponja title=
Bob Esponja // Defconplay

La solución: GoFundMe

A una amiga de la madre se le ocurrió abrir una cuenta en GoFundMe para solventar el problema económico gracias a pequeñas donaciones. ¿La meta? Pagar los 2.619 dólares que el niño se había gastado en los helados. El lema de la campaña fue: "Conozcan a Noah, un niño de 4 años de Brooklyn que ama tanto a Bob Esponja que se las arregló para comprar 2.618,85 dólares en paletas de hielo que fueron enviadas a la casa de su tía". En el mensaje se incluye, como destacado, la situación económica de la madre, que no podía pagar la cuenta. ¿Cuál fue el resultado? Que en menos de 24 horas se recaudaron 5.745 dólares.

Juanma Romero estuvo comentando la noticia junto a Marta Lozano, la productora de Me Pones Más: "una amiga de la madre, que es trabajadora social, tuvo la brillante idea de hacer una recolecta en Internet para que la familia recuperase el dinero. Lo que no esperaban era no solo recuperar, sino superar de largo la cifra inicial." Además, Marta recalca el desenlace que ha tenido la historia, al sumar un capital que ha superado el esperado: "La madre ha pensado en usar el dinero que sobra en su educación y en el apoyo adicional que Noah necesita en su día a día".