Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

SEGÚN UN ESTUDIO

La evolución de la nariz: un tema de atracción sexual

Hay todo tipos de narices, grandes, pequeñas, anchas, estrechas, largas, cortas, etc. Pero ¿sabías que su forma depende de la adaptación al clima y también de la atracción sexual?

@europa_fm | Barcelona | 19/03/2017

¿Qué tipos de nariz hay?

¿Qué tipos de nariz hay? / Liopardo

Según un equipo de investigadores, los humanos heredamos la forma de la nariz de nuestros padres pero, es evidente que en algún momento ese aspecto se formó en alguno de nuestros antepasados familiares y eso ocurrió tras un largo proceso de adaptación al clima.

Por lo tanto, el aspecto de nuestra nariz depende de la temperatura y de la humedad de donde procedan nuestros antecesores. Y es que, tal y como se destaca en un artículo publicado en PLOS Genetics, "una función importante de la nariz y cavidad nasal es acondicionar el aire inspirado antes de que llegue a las vías respiratorias inferiores", así que todo indica la importancia que tiene la selección natural en la evolución de la forma de la nariz del ser humano.

Tras varios estudios, los científicos señalan que las narices más anchas son más comunes en los climas cálidos y húmedos, mientras que las estrechas son más habituales en temperaturas frías y ambientes secos. Todo esto se remonta en la Regla de Thompson, que a finales de 1800 dijo que las narices largas y delgadas ocurrían en áreas secas y frías, mientras que las cortas y anchas en zonas calientes y húmedas.

Además, también se ha descubierto que hay diferencias entre las características de las narices entre hombres y mujeres, en todos los ámbitos. Normalmente, las narices de los hombres suelen ser más grandes que las de las mujeres.

Los investigadores también destacan que la selección sexual también es un factor que ayuda a entender la prevalencia de una u otra morfología nasal. Y es que si un grupo entero resultan más atractivas las narices pequeñas, aquellos con narices grandes tendrán menos posibilidades de reproducción y por lo tanto, en este grupo habrá menos personas con la nariz grande.

Últimas Noticias