Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

SUSPENDIDO EL CURA PADUA

Un sacerdote italiano organizaba orgías y disponía de un 'sex shop' en la casa parroquial

En una habitación cerrada con llave descubrieron una colección de vibradores, fustas, cadenas, esposas y casetes de vídeos pornográficos, algunos grabados por el sacerdote Contin. Para disimular su contenido, había titulado cada una de las casetes con el nombre de un Papa.

@europa_fm | Madrid | 03/02/2017

Andrea Contin seducía a las feligresas y las obligaba a prostituirse

Andrea Contin seducía a las feligresas y las obligaba a prostituirse / Agencias

La parroquia de Padua, la ciudad al norte de Italia que cuenta con la Basílica de San Antonio y una de las metas planetarias de la cristiandad, se ha convertido en protagonista de la noticia en Italia durante el último mes por un gran escándalo. En la comunidad de San Lázaro, con 1.500 fieles, su párroco Andrea Contin, de 49 años, está siendo investigado por violencia privada y favorecer la prostitución. Todo comenzó cuando Contin fue denunciado por una parroquiana,también de 49 años y madre de familia. Ocurrió el 6 de diciembre ante los Carabineros: «Tengo una historia de amor con el sacerdote desde el 2012, pero se ha convertido tan violenta que terminé en el hospital», confesó la señora, a la que había hecho prostituirse. La parroquiana dio detalles escabrosos sobre relaciones sexuales anómalas en la casa parroquial, con orgías con otros hombres organizadas por el párroco Contin, viajes de lujo del sacerdote, incluyendo excursiones con la amante a Cap d’ Agde, la tierra prometida para intercambios de parejas en su playa de la Costa Azul, según informa el diario ABC.

Los Carabineros investigaron en la casa parroquial y se encontraron algo parecido a un sex shop: En una habitación cerrada con llave descubrieron una colección de vibradores, fustas, cadenas, esposas y casetes de vídeos pornográficos, algunos grabados por el sacerdote Contin. Para disimular su contenido, había titulado cada una de las casetes con el nombre de un Papa. Lo más importante que encontraron los Carabineros, desde el punto de vista de la investigación, fue una agenda de Andrea Contin, con nombres de muchas mujeres. Al ser contactadas por los investigadores, resultó un escenario inesperado: al menos otra media docena de mujeres han declarado haber sido amantes del sacerdote.