Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EL TERROR DE LAS AMANTES CHINAS

Zhan Yufen se dedica a humillar a las mujeres chinas que tienen relaciones con hombres casados

Hace veinte años, su marido la engañó y ella juró venganza. Conocida como la "asesina de amantes", Zhan Yufen presta sus servicios a las mujeres que han sido engañadas por sus maridos. Se dedica a vejar y humillar en público a las amantes chinas de estos hombres.

@europa_fm | Madrid | 06/02/2017

Zhan Yufen en una de sus venganzas

Zhan Yufen en una de sus venganzas / Twitter

Todo comenzó hace 20 años, cuando el entonces esposo de Zhan Yufen la abandonó y se fue con otra mujer. "Estuve tumbada en la cama una semana y al salir mi pelo se había vuelto gris", recordaba Zhang en una entrevista para el diario oficial Global Times.

Después de ese trauma, el rencor se fue apoderando de Zhang Yufen. Esa es la única explicación que justifica los violentos y salvajes ataques que lleva a cabo contra muchas amantes.

Conocida en China como la "asesina de amantes", Zhang Yufen se dedica a organizar actos de humillación pública contra mujeres acusadas de tener relaciones con hombres casados.

"He ayudado a más de 200.000 personas, sobre todo mujeres, a veces por teléfono y otras a través de mi centro de apoyo", cuenta Zhang a Efe.

El centro de apoyo al que se refiere es "Bahía de la Luna", una especie de refugio para mujeres que han sido engañadas y repudiadas por sus maridos. Zhang lleva más de veinte años prestando servicio a estas mujeres, como si fuera una especie de detective, para identificar a las amantes y posteriormente vengarse de ellas. Según cuenta, muchos actos "ocurrieron hace 10 años pero ya no, ahora no se puede hacer porque hay muchas cámaras".

Respecto a sus prácticas violentas, Zhang Yufen asegura que "eran actos de liberación de la furia" pues en China la infidelidad es muy común, "sobre todo entre los ricos con poder, o aquellos que tienen cargos en el partido", cuenta.

La infidelidad, o mejor dicho, la superioridad del hombre frente a la mujer podría tener algo que ver con las costumbres tradicionales chinas. Durante siglos, en China estaba permitido en concubinato. Es decir, los hombres más ricos tenían una esposa y todas las amantes que quisiera. Esta práctica fue abolida por Mao Zedong al llegar al poder.

Zhan Yufen en otra de sus venganzas

Zhan Yufen en otra de sus venganzas / Twitter