Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

LE CORTABA LA CIRCULACIÓN

Los bomberos de Ibiza acuden al hospital para retirar un aro de acero del pene de un hombre

La poca experiencia de un alemán de 51 años con artilugios eróticos ha obligado a tres agentes del cuerpo de bomberos a desplazarse al hospital de la isla de Ibiza para retirar con una sierra radial un aro de acero que el hombre tenía incrustado en el pene.

@europa_fm | Madrid | 23/03/2017

¿Tienen miedo los chicos a los juguetes eróticos en la cama?

¿Tienen miedo los chicos a los juguetes eróticos en la cama? / El Sextante

Parece que el fenómeno Cincuenta Sobras de Grey está llegando a límites insospechados. Desde el estreno de la novela erótica de E. L. James (y todavía más desde la llegada de la película), parejas de todas partes del mundo han querido probar nuevas experiencias dentro y fuera de la cama.

Los bomberos de Londres ya lo advirtieron hace meses. Recrear las escenas de la película tenía riesgos y aconsejaban a los que no querían pasar "situaciones vergonzosas" que tuvieran cuidado con las esposas y demás artilugios eróticos.

Pues bien, tres agentes del cuerpo de bomberos de Ibiza tuvieron que intervenir el pasado martes en el hospital Can Misses de la isla. Se trasladaron al centro para cortar el aro de acero que un hombre tenía incrustado en el pene y que los médicos no fueron capaces de retirar.

Para lograrlo, los bomberos tuvieron que utilizar una sierra radial durante más de 45 minutos, has que el artilugio se soltó del miembro del hombre. La intervención se desarrolló sin ningún problema, a pesar de la delicada zona en la que estaba incrustado el aro, que cortaba la circulación sanguínea del paciente.

Está claro que para utilizar este tipo de artilugios sexuales es necesario no solo leer las instrucciones, también tener cuidado y ser conscientes del riesgo. El paciente, un alemán de 51 años, recibió el alta médica al día siguiente.