Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

ES "FRÍGIDA" Y ESTÁ "DESCONTENTA"

Inventan una muñeca sexual que tiene la opción de simular la violación a una mujer

La última novedad en materia de muñecas sexuales es una mujer de silicona "frígida" que a veces se muestra "descontenta". Este ¿Estamos deshumanizando el sexo?, ¿por qué somos egoístas a la hora de disfrutar?, ¿que existan muñecas "sumisas" y descontentas" no genera que los hombres traten así a las mujeres reales?.

@europa_fm | Madrid | 21/07/2017

Cada vez son más las empresas que se dedican a la fabricación de muñecas sexuales y el debate sobre su uso y disfrute está en la calle. Para los japoneses, por ejemplo, su prototipo de mujer perfecta son las de silicona. Fue la fotógrafa española Elisa González Miralles quien pudo comprobar con sus propios ojos cómo existía una empresa que, mediante un catálogo exclusivo, vendía mujeres de plástico con cara de niña y cuerpo de mujer.

En nuestro país, concretamente en Barcelona, ya existe en primer prostíbulo con muñecas. Estas 'sex dolls' no son las típicas hinchables que vemos en las despedidas de soltero, también son de siliciona. La tecnología ha ayudado mucho a perfeccionar cada detalle y las ofrecen de distintas nacionalidades: europeas, asiáticas, africanas... Están diseñadas para satisfacer las necesidades de sus clientes, pero no tienen inteligencia artifical. Una hora con una de ellas cuesta 120 euros.

La muñeca que sí tiene inteligencia artificial es Samantha, la muñeca sexual diseñada por el catalán Sergi Santos. Según cuenta su creador, Samantha es capaz de reaccionar al placer sexual llamando a su propietario por su nombre. Que te haga compañía todos los días puede hacerse realidad por algo más de 1.600 euros.

Pero al margen de este mundo de mujeres de plástico se ha creado a Gabriel, el primer muñeco diseñado para mujeres, también de silicona. La conocida sexóloga inglesa Karley Sciortino, lo probó y aseguró que "con este muñeco puedes aprender que el sexo funcione para ti: probar velocidades y ángulos. Puede ayudarte a entender tu cuerpo y es algo que le da poder a una mujer”.

Sin embargo, hay quienes piensan que esta práctica puede fomentar conductas peligrosas, como la violación o el abuso de menores. Ya dijimos que muchas de estas muñecas tienen rostros infantilizados o directamente con cuerpo de niñas.

El debate viene a raíz del lanzamiento de la última novedad de la empresa True Companion, que ha diseñado una muñeca sexual que tiene un modo "frígida". Según la descripción, "tienen una zona privada que, si la tocas, es más probable que el robot se muestre descontento". ¿Descontento? ¿No es eso una violación? Basta de eufemismos.

El tema, tan espeluznante como real, no ha dejado de generar controversia. ¿Estamos deshumanizando el sexo?, ¿por qué somos egoístas a la hora de disfrutar?, ¿que existan muñecas "sumisas" y descontentas" no genera que los hombres traten así a las mujeres reales?.

¿Es adecuado que un hombre (o mujer) se excite sabiendo que lo que le hace a su pareja (de silicona) no le gusta?, ¿no fomenta a caso conductas agresivas como el abuso?, ¿no se supone que el placer es cosa de dos?.

Últimas Noticias