Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN MANCHESTER

La nueva técnica para mejorar el aspecto de los genitales y aumentar el deseo sexual que no querrás probar

Se dice que mejora la circulación sanguínea, acelera el metabolismo y potencia el sistema inmunológico...¿Te atreves a probarlo?

@europa_fm | Madrid | 20/02/2017

La nueva terapia sexual que no querrás probar

La nueva terapia sexual que no querrás probar / Agencias

Actualmente existen todo tipo de técnicas y métodos para mejorar nuestro aspecto físico (sin tener que pasar por quirófano). El deporte y la buena alimentación junto a ciertos productos como cremas hidratantes, es una apuesta segura para ganar salud pero, ¿y si lo que tratáramos de conseguir es un rejuvenecimiento de nuestra zona...genital? Sí, existe y te lo vamos a contar.

La crioterapia es un tratamiento que consiste en aliarse con el frío para tratar ciertas lesiones, problemas médicos y estéticos. Originalmente, era utilizada por los deportistas de élite para aliviar el dolor muscular, como una alternativa a los baños de hielo tradicionales. Recientemente, también se ha vendido como una terapia anti-envejecimiento y se dice que mejora la circulación sanguínea, acelera el metabolismo y potencia el sistema inmunológico. Ahora, se ha encontrado un nuevo y erótico uso para esta terapia bajo cero: congelar los genitales a -160 grados para mejorar su aspecto.

Como lo oyes, un conocido spa de Manchester ha desarrollado un método con el que ayuda a aumentar el deseo sexual y los niveles de endorfinas de los clientes. El servicio está disponible tanto para hombres como para mujeres y solo puede realizarse por profesionales capacitados para ello. Este servicio es conocido comúnmente como: Amor Mist y funciona de la siguiente manera.

El terapeuta rocía un vapor a -160 grados en la zona genital a través de un tanque de nitrógeno líquido. Durante el tratamiento el frío se distribuye por la zona y la caída de la temperatura estimula los receptores de temperatura, aumentando el riego sanguíneo en la zona y favoreciendo la liberación de endorfinas.

El spa que lo realiza ha explicado que "mientras que la piel sigue sintiendo la congelación, el cuerpo envía señales al cerebro. Mensajes que dicen que si los tejidos están dañados, hay que repararlos". Además, ha asegurado que "el aumento del nivel de endorfinas genera que la zona genital esté más juvenil, clara y con mejor aspecto gracias al colágeno". Con todo esto, gracias al frío, verás tus genitales rejuvenecidos y tu apetito sexual irá en aumento, ¿te atreves a probarlo?