Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EL SEXTANTE | SEXO EN VERANO

5 posturas para hacerlo en la ducha y el cuarto de baño

Con las altas temperaturas del verano practicar sexo a veces hace que sea una tarea todavía más "sofocante" debido al calor. Por eso, nuestros amigos de El Sextante nos proponen 5 posturas para hacerlo en la ducha con el agua bien fresquita o en otros sitios del cuarto de baño.

@europa_fm | Barcelona | Actualizado el 12/07/2018 a las 23:07 horas

Pareja teniendo sexo en la ducha

Pareja teniendo sexo en la ducha / Agencias

Tener sexo en la ducha es algo que cuando trasladamos a la práctica resulta más complicado de lo que era en nuestra mente. Y no nos vamos a engañar, no es el sitio más cómodo del mundo para hacer el amor pero si uno de los más excitantes.

Por ello, nuestros amigos de El Sextante han hablado con la sexóloga Melanie Quintana, que nos da algunos trucos para que podamos tener un buen encuentro sexual en la ducha sin riesgos a caídas y de la forma más cómoda posible:

1- De pie. Es la postura más clásica para tener sexo en la ducha, aunque también la que más fuerza requiere. Pero si eres de los que terminan cansándose no te preocupes porque venden una serie de "agarradores" que puedes pegar en las paredes y en los bordes de la bañera para que puedas apoyarte y mejorar tu estabilidad.

2- El perrito. Si el espacio de nuestra ducha o bañera lo permite, es la forma más segura y cómoda de tener sexo en esta zona del cuarto de baño. No hay riesgo de caídas y no requiere fuerza para ninguno de los dos.

3- Contra la pared. Uno de los dos apoya su espalda en la pared y entrelaza sus piernas en el cuerpo del otro. En verano es una opción perfecta ya que las paredes del cuarto de baño suelen estar fresquitas.

4.- Cuesta abajo. Esta postura se puede practicar dentro o fuera de la ducha, eso sí, requiere flexibilidad por parte del que se agacha. La espalda se reclina del todo hacia abajo apoyando las manos en el suelo o bien en el borde de la bañera o el váter, en el caso de que queramos hacerlo fuera de ésta.

5- Sentados. Si ves que lo de la ducha es muy complicado, una postura perfecta para hacerlo en el baño es sentados en el váter. La persona que está sentada encima tiene la posibilidad de sentarse en diferentes posiciones sin perder la estabilidad.

Últimas Noticias