Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

POR CHRISTIAN FLORES

El 'reggaeton lento' de la carta de Carlos III explicándole a sus padres su noche de bodas

Tras el éxito del trap de Las Meninas 'Velaske, yo soi guapa?', el humorista Christian Flores ha vuelto a rescatar un episodio histórico real para ponerle los ritmos del momento. En esta ocasión ha cogido la carta que escribió Carlos III a sus padres explicando su noche de bodas con María Amalia, dando todo tipo de detalles íntimos.

@europa_fm | Barcelona | 15/03/2018

El rey Carlos III

El rey Carlos III / Agencias

El pasado mes de noviembre se compartía rápidamente a través de la red un vídeo llamado 'Velaske, yo soi guapa? Las Meninas Trap Mix' en el que, tal como el título indica, la pequeña Margarita le preguntaba al pintor Velázquez si era guapa a ritmo de trap.

Detrás de este aparente vídeo de humor, se narra su trágica historia: Casada desde los 5 años con un familiar mucho mayor que ella con el objetivo de salvar la Monarquía Hispánica, y fue utilizada para tener hijos; muriendo a los 21 años por las secuelas de su cuarto parto.

Christian Flores, el músico y humorista que encontramos detrás de este fenómeno viral, ha vuelto a recuperar otro episodio histórico para ponerle música: "Estoy haciendo un reggaeton lento con una carta de Carlos III a sus padres la cual es RELATIONSHIP GOALS con sus padres que le inculcan valores sexuales muy guays".

 

La carta, que aunque parezca mentira es completamente real, narra con todo tipo de detalles la noche de bodas entre Carlos III, de 22 años; con María Amalia, de tan sólo 13.

En el texto dirigido a Felipe V e Isabel de Farnesio, el monarca narra los incesantes encuentros sexuales con la adolescente: "Nos acostamos a las nueve y temblábamos los dos pero empezamos a besarnos y enseguida estuve listo y empecé y al cabo de un cuarto de hora la rompí, y en esta ocasión no pudimos derramar ninguno de los dos [...] Más tarde, a las tres de la mañana, volví a empezar y derramamos los dos al mismo tiempo y desde entonces hemos seguido así, dos veces por noche".

La carta continúa con la preocupación de Carlos III por no poder darles nietos pronto debido a que ella todavía no tenía ni el periodo y otro tipo de intimidades.

¿Listo para otra clase historia?

 

Últimas Noticias