LAS APPS QUE NECESITAS

Cámaras y móviles viejos: las soluciones más baratas para vigilar la casa en vacaciones

¿Te vas de vacaciones y te da miedo dejar la casa sola durante mucho tiempo? No hay problema. No hace falta gastar mucho dinero ni contratar un servicio de alarmas para tener controlados nuestros hogares cuando estamos fuera. Estas son las soluciones más baratas.

Cámaras y móviles viejos: las soluciones más baratas para vigilar la casa en vacaciones
Cámaras y móviles viejos: las soluciones más baratas para vigilar la casa en vacaciones // Pixabay

Marta Villena

Madrid 21/07/2021 07:02

No tiene por qué ocurrir nada malo en casa mientras estamos de vacaciones, pero quizás nos quedemos más tranquilos comprobando que todo está en orden en nuestra ausencia. Por supuesto, siempre podemos recurrir a algún familiar o amigo que visite nuestro domicilio de vez en cuando. Pero si, por alguna razón, esta opción es inviable o queremos ser nosotros mismos los que verifiquemos a diario el estado de nuestra vivienda, existen otras soluciones como instalar una cámara de seguridad sin necesidad de contratar ningún servicio de alarmas.

La innovación y competencia tecnológica han hecho que podamos encontrar este tipo de dispositivos en el mercado a precios muy asequibles. Hay modelos muy eficientes desde 19 euros, como el Xiaomi Mi Home Security Camera o una versión similar de la marca TP-Link. Aunque nuestra elección también depende de lo que necesitemos, un sistema de varias cámaras o que disponga de ciertas funciones.

Las cámaras de seguridad que instalamos en casa –también son útiles para un negocio– normalmente tienen sensores de movimiento e incluso mandan una alerta al móvil cuando detectan algo. También permite visualizar nuestros hogares en tiempo real a través del móvil o un ordenador. Por eso, puede ser una buena solución si nos hemos tenido que ausentar un momento y hay algún menor solo en la casa.

Quizás queramos instalar un sistema de varias cámaras para colocar en diferentes estancias. También existe esta posibilidad, pero incrementará su precio. Si vas a colocarla en el exterior de la vivienda, debes tener en cuenta que la cámara ha de ser resistente al agua o a elevadas temperaturas, hay modelos preparados para estar a la intemperie y con visión nocturna desde 30 euros.

Muchas de estas cámaras de seguridad permiten manejarlas en remoto, pudiendo hacerlas girar con nuestro teléfono móvil o aumentar el zoom de las imágenes. También las hay de pequeño tamaño que pasan prácticamente desapercibidas.

El móvil viejo, la solución más barata

Otra solución mucho más barata es utilizar un smartphone antiguo que tengamos por casa. Este dispositivo haría de cámara y tan solo tendríamos que instalar una aplicación de vigilancia para conectarnos a él desde nuestro móvil para ver qué está ocurriendo en nuestro hogar.

Algunas apps para este uso –disponibles tanto en Android como iOS– son Alfred Cámara de Vigilancia o AtHome Camera. Recuerda que, mientras estás fuera de casa, no puedes cargar tu móvil viejo por eso tendrás que colocarlo junto a un enchufe para tenerlo permanentemente conectado a la red.

Otras cosas que puedes controlar desde tu móvil

Vigilar nuestra casa desde el móvil se realiza gracias a la domótica. Con este sistema de comunicación entre dispositivos podemos controlar otros aspectos del hogar cuando estamos fuera, no solo la seguridad. Es decir, podemos acceder a otros electrodomésticos inteligentes como frigoríficos y regular su temperatura de manera remota si, por ejemplo, se nos ha olvidado hacerlo y no necesita funcionar a esa potencia durante los días que estamos fuera.

De la misma forma, podemos eliminar el standby (estado de reposo) de ciertos aparatos que siguen consumiendo en este modo y que no habíamos previsto apagar antes de nuestra marcha. También puede ser útil para encender de vez en cuando una luz y que dé la sensación de que hay alguien en casa cuando estamos fuera. Esto se consigue con bombillas o enchufes inteligentes que, además, no son nada caros.