ARTISTA Y AUTODIDACTA

Quién es Rakky Ripper, la artista (y amante del autotune) que colabora con Marta Sango en 'La Corriente'

Dos artistas diferentes pero unidas por un mismo propósito. No solo comparten su aspiración por llegar a Eurovisión, también han grabado juntas 'La Corriente'.

Rakky Ripper
Rakky Ripper // Gtresonline

Europa FM

Madrid 04/01/2023 19:36

Era agosto de 2022 y Marta Sango y Rakky Ripper estrenaban 'La Corriente', un tema pop con mucho petardeo que destila personalidad propia. Son dos artistas diferentes pero con muchos puntos en común.

El principal es que ambas se han salido del tiesto de la música urbana y el mainstream para elaborar una propuesta musical diferente y arriesgada.

Mientras el reaggeton copa las listas de éxitos, ellas apuestan por la electrónica, el dance y el pop.

Pero su pasión por lo opuesto y contradictorio a las modas no es el único rasgo que tienen en común. Ambas sueñan con representar a España en Eurovisión, algo para lo que han trabajado muy duro.

Si Marta Sango participó en el Benidorm Fest la pasada edición con el tema Sigues en Mi Mente, este 2023 es Rakky Ripper la que busca el billete a Liverpool con la canción Tracción.

Rakky Ripper, candidata al Benidorm Fest con 'Tracción'

Los eurofans la consideran una de las participantes más originales de esta edición del Benidorm Fest. Es de Granada y tiene 27 años pero lleva desde los 20 sumergida en el mundo de la música, produciendo y publicando temas de manera totalmente autodidacta.

Con su tema Tracción lleva a cabo una propuesta diferente que ella misma define como "hyperpop". Un sonido único e innovador con el que busca representar a España en Eurovisión 2023.

Aunque Tracción suena con autotune en su versión de estudio, Ripper tiene pensado adaptarla para cantar sin él cuando tenga que defenderla en directo, ya que las bases de Eurovisión no permiten propuestas que tengan este elemento. Cabe recordar que Luna Ki retiró su candidatura del Benidorm Fest el año pasado al negarse a cantar sin este recurso.

Autoproducción, autotune y mucho trabajo sin meritocracia

Aunque solo tenía 15 años cuando empezó a mostrar interés por la música, no fue hasta el año 2014, cuando con casi 20 años Raquel -su nombre real- decide ponerse manos a la obra.

"Con quince añitos subía versiones a Youtube, lo típico. Y fue más o menos en 2014, antes de irme de Erasmus, cuando me dije que quería hacer las cosas bien, que quería sacar mis propios temas. Así que me puse a aprender sobre producción de forma autodidacta", cuenta en una charla con Mondosonoro antes de revelar que ella misma hacía sus propios beats.

En ese momento no tenía miedo de "subirse al carro" y apostar por sonidos urbanos con la intención de llegar a más público, pero fue el hyperpop lo que terminó conquistándola y se convirtió en su sello de identidad.

Estudio Comunicación Audiovisual pero una vez decidió que la música sería su camino no hubo vuelta atrás. Empezó a autoproducirse y editó temas como Chandaleo, RIP plantitas, Subida de tensión o Todos los cobardes.

Comenzaban sus tonteos con el autotune y los sonidos poco convencionales. "Yo sé que no soy Beyoncé, pero me gusta mucho cantar, no quiero solo chapurrear y ponerme el autotune. Me falta mucha madurez vocal y mucha técnica, pero he estado dando clases de canto y he mejorado muchísimo", dijo hace dos años en la citada entrevista.

Desmonta el mito de la meritocracia de un plumazo. Eso de que si te esfuerzas puede que tengas éxito no va con ella. Ripper es consciente de que para llegar a la cima hace falta más que talento. Un golpe de suerte "como el de Bad Gyal" no es lo normal en esta industria. "Es una excepción, no la norma", asegura.

"Claro que si curras y te esfuerzas puedes mejorar tu posición, pero hay que tener en cuenta de dónde vienes, tu entorno, dónde te has criado, etcétera. No le es igual de fácil a una persona que ha crecido en Madrid que a una persona que ha crecido en Granada o en Sevilla. Pero para nada", destacó. "Depende también mucho del dinero que tengas. No sé, yo vivo en un pisito encima de un bar en el típico barrio de clase media, media-baja... No voy de que he sido pobre, pero tampoco de que he sido rica. Y la clase media es de lo que se reniega muchas veces, para tener ese postureo", añadió.

Tantos años de aprendizaje y esfuerzo se unen ahora a la proyección que le da un escaparate como el Benidorm Fest. Ya empieza a ver los resultados y el festival todavía no ha arrancado: Raky Ripper acaba de alcanzar los 100.000 oyentes en Spotify, un dato que ha querido agradecer a través de sus redes sociales.

"Han sido años de trabajo duro y muchas noches sin dormir pero hoy, 3 de enero de 2023, he alcanzado los 100.000 oyentes mensuales en Spotify… y no puedo decir otra cosa más que GRACIAS. La constancia es tu mejor arma. No te compares, ni te vengas abajo si tu progreso no es igual de rápido que el de al lado, porque cada uno tiene sus tiempos. He tardado 7 años en llegar a 100k oyentes cuando hay gente que con su primer tema tiene millones, pero yo estoy orgullosísima! Porque yo siempre creí en mí!", ha escrito.