MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

Aitana Sánchez-Gijón: sus dos hijos, su marido pintor y el rumor que hay sobre la historia de su nombre

Aitana Sánchez-Gijón podría conseguir este sábado su primer Goya a la Mejor actriz de reparto. Está nominada por Madres paralelas, en la que da vida a la madre de una de las protagonistas. La actriz de 53 años tiene experiencia: tiene dos hijos ya mayores de edad.

Aitana Sánchez-Gijón, con vestido custom made de Roberto Diz en los Goya 2022
Aitana Sánchez-Gijón, con vestido custom made de Roberto Diz en los Goya 2022 // Gtresonline

Patricia Camacho

Madrid 12/02/2022 17:34

Con una larga trayectoria, no solo en las pantallas, sino también sobre los escenarios, la actriz Aitana Sánchez-Gijón es una de las protagonistas de la gala de los Goya que se celebra este sábado 12 de febrero en el Palacio de Las Artes Reina Sofía de Valencia.

La vocación de ser actriz ha acompañado toda su vida a la que fue presidenta de la Academia de Cine entre 1998 y 2000. La intérprete suma una larga lista de éxitos en su carrera, que, a sus 53 años, se consolida aún más siendo una de las nominadas al Goya a la Mejor actriz de reparto por Madres paralelas, la última película de Pedro Almodóvar

Aitana Sánchez-Gijón, en una escena de 'Madres paralelas'
Aitana Sánchez-Gijón, en una escena de 'Madres paralelas' // El Deseo

Era pequeña cuando supo que quería ser actriz

Aitana Sánchez-Gijón nació en Roma (Italia) en 1968, debido al exilio de su padre durante la dictadura. Desde los ocho años reside en Madrid, ciudad que la ha visto crecer. Hija del catedrático de Historia y traductor Ángel Sánchez-Gijón y de una profesora italiana, Fiorella de Angelis, la ahora actriz ha confesado en varias entrevistas que desde muy pequeña sintió que su mundo era el de la interpretación.

Las clases extraescolares de teatro fueron la primera conexión de Aitana Sánchez-Gijón con su verdadera pasión: la actuación. Desde su infancia, comenzó a intervenir en producciones de televisión, un trabajo que años más tarde compaginó con sus estudios de Filología Hispánica. Sin embargo, a los 20 años, abandonó la universidad para dedicarse a la interpretación en todas sus vertientes y debutó en el cine de la mano de José María Forqué, en la película Romanza Final en 1986.

La historia de su nombre

El nombre de Aitana Sánchez-Gijón tiene una historia detrás, o al menos, una leyenda.

Siempre se ha rumoreado que la actriz se llama así porque era el mismo nombre que tenía una de las hijas del escritor Rafael Alberti, a la que le dedicó el poema, Aitana, niña nueva, y quien supuestamente fue la madrina de nacimiento de la actriz.

Sin embargo, Sánchez-Gijón negó esta una parte de esta historia en una entrevista en El Comercio: “La hija de Alberti no fue madrina de bautizo, pues yo no estoy bautizada, mis padres no creían en esas cosas”.

Madre de dos jóvenes de 18 y 21 años

Aitana Sánchez-Gijón está casada desde 2002 con el escultor y pintor argentino, Guillermo Papin Lucadamo, con quien tiene dos hijos: Teo y Bruna.

Conoce a Teo, el hijo de Aitana Sánchez-Gijón

A sus 21 años, Teo está de la marca de ropa Sublime Art Club, que incluye sudaderas con citas de literatos como Albert Camus. Para apoyar a su hijo, la actriz no ha dudado en posar con algunas de ellas en redes sociales.

Además, para el mayor de Aitana, su gran pasión es la música. “Ahora tengo un negocio relativamente estable que me permite pagar mis gastos y ahorrar para hacer videoclips. Me paso el día trabajando en proyectos ajenos, pero me encanta, aprendo muchísimo sobre producción y sobre tratar con personas. Me queda poco tiempo para mi música, pero más que suficiente para ofreceros una constancia de mínimo un tema al mes. Podéis tomarme la palabra”, rezaba en un post de Instagram.

Su hija Bruna de 18 años

Bruna es la hija pequeña de Aitana Sánchez-Gijón. Acaba de cumplir los 18 años, lo que celebró la actriz con una bonita foto en Instagram.

La joven ha heredado de sus padres el arte y, como su madre, quiere ser actriz. De hecho, ya ha dado sus primeros pasos en el mundo de la interpretación, donde la hemos podido ver en la serie El corazón del imperio, donde también participó su hermano Teo y la reconocida actriz. También salió en Vis a Vis.

La música está muy presente en su vida y cuenta con algún proyecto con su hermano Teo, tres años mayor que ella.

[[H3:Una carrera con muchos ‘sí’ hasta que llegaron los 35 años]]

La carrera de Aitana Sánchez-Gijón estuvo en sus inicios plagada de proyectos, pero la actriz notó un cambio al cumplir los 35 años. En ese momento empezaron a dejar de contar con ella. "Afortunadamente en teatro hago todo lo que quiero, mi carrera teatral es un sueño, pero lo cierto es que en estos últimos 15 años he trabajado solo en 3 películas", contó en un encuentro en 2019 con la Unión de Actores.

Es la misma denuncia que hacía recientemente en una entrevista con la revista Vanity Fair: "La barrera de los 35 en mi caso no pudo ser más elocuente: pasé de ser el objeto de deseo a la madre del objeto de deseo. Sin transición. Y el cine dejó de contar conmigo".

En este tiempo se ha volcado en la televisión y en el teatro, al que considera su medio natural. "Yo no he hecho personajes más ricos, más bestias, más profundos o más perturbadores como en el teatro. Es mi medio natural. Es mi lugar. Me encanta hacer cine, quiero volver a hacer cine y la película de Pedro es una vuelta por la puerta grande y un regalo. Pero mi amor es el teatro", aseguró en esa misma entrevista.

Nueva chica Almodóvar

Una de las pocas películas que ha hecho Aitana Sánchez-Gijón en esta última década es Madres paralelas, la cinta de Pedro Almodóvar protagonizada en la que comparte pantalla con Penélope Cruz y Milena Smit. Interpreta a Teresa, una actriz de teatro sin instinto maternal.

Cuando se anunció el reparto de la película, llamó la atención que el director de cine fichara a la actriz de Boca a boca o La regenta después de varias décadas de carrera sin haberle dado un papel. “Siempre he pensado que ojalá Pedro Almodóvar contase conmigo, pero tenía el pálpito de que no iba a suceder, que de algún modo yo no le interesaba. Pero cuando menos lo esperaba, apareció con este personaje”, confesó la actriz.

"Trabajar con Pedro es un regalo con lazo, un sueño. Pedro llegó a mí porque me vio en el teatro y, aunque le hizo pruebas a más actrices, él tenía muy claro que el personaje era para mí”, reveló Aitana.

En cuanto a la nominación al Goya como Mejor actriz de reparto, Sánchez-Gijón admite sentir una gran alegría: “Es la primera vez en mi carrera que me nominan al Goya y de la mano de Almodóvar, ¿qué más se puede pedir? Quiero ganar, si no lo hago, me llevaré un berrinche”, dice entre risas. “Trataré de llevarlo con deportividad porque que me lo lleve no quiere decir que sea la mejor”.

Además, la actriz reconoce que la nominación le ha pillado en un momento de madurez, en el que ya tiene un camino recorrido muy largo, y el instrumento “más afinado” que hace años: “Eso me ha dado más seguridad”.

La salud mental, una cuenta pendiente

Igual que ha denunciado la falta de igualdad entre hombres y mujeres en el cine, Aitana Sánchez-Gijón también ha denunciado en varias ocasiones que la salud mental es una cuenta pendiente en la salud pública de este país.

“El cuidado psicológico es algo que uno siempre ha pagado de su bolsillo si se lo podía permitir porque la Sanidad pública no llega", contaba en una entrevista con Elle. "Por un lado, nuestro trabajo es un buen camino para sentirse emocionalmente conectado con la vida, con uno mismo y con los demás, pero los vaivenes que produce este trabajo, ese punto de exposición permanente, de ser juzgado, de tener que estar siempre demostrando… Eso produce mucha inestabilidad y hay que estar muy bien arraigado”.

Te puede interesar