UN REPASO POR SU FAMILIA

José Sacristán convierte su discurso de agradecimiento en los Goya en una emocionante escena teatral

La gala de los Goya 2022 ha estado llena de discursos, pero ninguno como el de José Sacristán. El actor, con cerca de 70 años de experiencia, ha convertido su momento en el Palau de las Ars de Valencia en una escena teatral en la que nos ha llevado de viaje al pasado, en concreto a su pasado familiar. Sin duda, uno de los momentos más emocionantes de la noche.

José Sacristán convierte su discurso de agradecimiento en los Goya en una emocionante escena teatral
José Sacristán convierte su discurso de agradecimiento en los Goya en una emocionante escena teatral // Gtresonline

Europa FM

Madrid 13/02/2022 01:33

La gala de los Goya 2022 ha estado llena de discursos, pero ninguno como el de José Sacristán. El actor, con cerca de 70 años de experiencia, ha convertido su momento en el Palau de las Ars de Valencia en una escena teatral en la que ha convertido en protagonistas a las personas más importantes de su vida.

Sacristán, que ha puesto al público en pie al aparecer en el escenario, ha recordado al empezar a su pueblo y a su gente, para después decirle a su padre Venancio que los años no se están dando mal. "A la Nati [su madre] le diría que John Steinbeck se inspiró en ti para escribir Las uvas de la ira", ha dicho Sacristán que se ha acordado de su abuela, de su tío Francis, de su tía Socorro y de su hermana. "Le preguntaría, Teresa, ¿cómo hiciste para tanta ternura en tus apenas 46 años?".

"Agradezco a mis hijos que me dejaran repetir las tomas que, como padre, no pude o no supe ir a la marca, aunque creo humildemente que el papel siempre me lo he sabido", ha dicho a José Antonio (1961), Isabel (1962) y Arnelle (1978). "Y a Amparo, que esté, que estemos, porque sin ella, sin su amor y su cuidado no me quedaría otra que echar el hato", le ha dicho a Amparo Pascual, su pareja desde 1995 y su mujer desde 2008.

El discurso de José Sacristán ha estado lleno de referencia al campo y a su pueblo Chinchón. "En el campo se sabe que hay un tiempo para labrar la tierra, uno para echar simiente y otro para recoger los frutos. Gracias a todos los que con su confianza en mi trabajo me permiten seguir arando, sembrando y cosechando frutos como este", ha dicho el actor, que no se a olvidado de su público. "A todos esos hombres y mujeres que, cada año, y hace ya 60, bien en manojo o bien en ristra, me siguen comprando los ajos".

Te puede interesar