Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN MADRID

Pasa de ser un chico Disney y salir en 'Estudio de Actores' a ganarse la vida ladrando en la calle

Este actor ha pisado los platós de casi todas las televisiones nacionales y reconoce que ha crecido mucho profesionalmente interpretando en las calles de Londres y Madrid.

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 04/07/2018 a las 18:02 horas

Rafael de Diego, actor callejero

Rafael de Diego, actor callejero / Facebook

Rafael de Diego es actor y ha participado de algún modo en casi todas las televisiones nacionales. A lo largo de su carrera profesional ha demostrado su talento en programas como 'Estudio de actores' (Antena 3), 'El intermedio' (laSexta), 'Zona Disney' (Telecinco), 'Tienes talento' (Cuatro) o 'El rey de la comedia' (La 2).

Rafael pasó cinco años en Londres, donde se mudó para ampliar su carrera profesional. "En Londres descubrí que hacían un casting en Covent Garden donde suelen participan los mejores artistas perfomance del mundo, y tuve la suerte de ser seleccionado y de que me dieran licencias especiales. Allí he aprendido de los mejores y de allí he traído un nuevo personaje, Dog Clown", cuenta para FormulaTV.

Ahora, con lo mal que están los tiempos para muchos actores, se ha tenido que buscar la vida en la calle caracterizándose de perro. Rafael se pasa las horas frente al Museo del Prado, donde se pone a ladrar cada vez que alguien pasa por su lado.

Con 35 años ha conseguido estabilidad económica ganando 60 euros al día por ladrar en plena calle bajo el nombre de Dog Clown, el perro payaso. No todo ha sido fácil para el actor. En Londres, la competencia en las actuaciones callejeras es enorme a pesar de estar reguladas por las autoridades.

"El primero que llega se lo queda", comenta. A las cinco de la madrugada ya estaba en su puesto de trabajo para que nadie se lo quitase.

Rafael de Diego, en Londres

Rafael de Diego, en Londres / Remitido

En Madrid ha sido todo muy diferente, ya que para poder poner una caja en la que esconde el cuerpo para que solo se vea la cabeza, ha necesitado una licencia especial, pero la Policía y el personal del museo le ha ofrecido ayuda. "Al Prado le debo la vida por la oportunidad que me ha brindado", explica.

Por otro lado, a pesar de estar agradecido, asegura sentir desprecio por su trabajo, especialmente por antiguos amigos y compañeros de estudios. "Es muy doloroso hacer tu trabajo en la calle, ver llegar a un amigo, actor también, y ver como hace que no te ve, te evita con vergüenza", dice.

Rafael de Diego trabaja en las calles de Madrid caracterizado de perro

Rafael de Diego trabaja en las calles de Madrid caracterizado de perro / Agencias

El actor no se cierra a nada y su currículum está lleno de pequeñas apariciones en televisión. La última vez que le vimos en España fue en 'Cámbiame' donde se expuso a un cambio de look hecho por Cristina Rodríguez. La coach de moda se emocionó con la historia de Rafael y quiso cambiar su estilo, convirtiéndole en un actor de los años 40-50. Pelayo Díaz, otro de los estilistas del programa también quiso dedicarle unas palabras al actor: "Algo me dice que tu paso por televisión no se acaba aquí ni se acabó entonces. A ti te está esperando una muy buena segunda oportunidad".

Rafael asegura que hace lo que le gusta y que su verdadero sueño es volver a la televisión: "No tengo predilección por nada. Soy muy todoterreno y lo mismo te hago una serie que te presento un programa. No me pongo una meta muy concreta porque la vida me ha enseñado a ser realista y me conformo con que me den una oportunidad en el mundo de la televisión. Cogería me ofreciesen lo que me ofreciesen".

Para conocer más de cerca el trabajo callejero del actor, Tribus Ocultas ha realizado este reportaje en Madrid:

Últimas Noticias