LA REVELACIÓN DEL CINE

Así es Almudena Amor, la actriz (antes publicista) nominada al Goya por 'El buen patrón'

Almudena Amor es la compañera de reparto de Javier Bardem en El buen patrón, la película con más nominaciones a los Goya y por la que ha sido nominada en la categoría de Mejor actriz revelación. La joven de 28 años llega a la cita como uno de los rostros menos conocidos. Te contamos su historia, que empezó en una agencia de publicidad.

Almudena Amor, con un estido de Valentino
Almudena Amor, con un estido de Valentino // Gtresonline

Europa FM

Madrid 12/02/2022 18:49

Almudena Amor era prácticamente una desconocida hasta que llegó El buen patrón, la película de Fernando León de Aranoa por la que opta al Goya a Mejor Actriz Revelación.

Es su segundo papel en el cine (también participa en la película La abuela de Paco Plaza), al que llegó casi de rebote. La joven de 28 años tuvo que dar muchas vueltas hasta encontrar su verdadera pasión y vocación: la actuación.

"Trabajar con Fernando, como con Paco, fue increíble. Ahora con todo lo del festival la gente me dice que me va a cambiar la vida y eso genera expectativas… Y me entran miedos, claro. Pero procuro centrarme en lo importante: que ellos están contentos. Lo demás, no lo puedes controlar", decía sobre estos trabajos en una entrevista con El País el pasado septiembre.

¿Quién era Almudena Amor antes de llegar a la gran pantalla y de estrenar sus dos únicas película en un mismo año? Nos introducimos en su pasado y en su lado más personal para conocer los inicios de la actriz.

Un pasado como modelo y publicista

Su historia empezó como modelo. Con 17 años se adentró en este mundo para ganarse un dinerillo y trabajó en él hasta los 21 años.

La moda la llevó a viajar a lugares como Milán o París, según contó en una entrevista en El País. Entre pasarelas y sesiones de fotos, Amor estudió la carrera de publicidad e hizo un máster de diseño. No contenta con eso, al acabar la carrera con 22 años decidió estudiar interpretación, su verdadera pasión.

Amor lo dejó todo y se lanzó al mundo del espectáculo. Fue entonces cuando se matriculó en el Estudio Corazza para formarse como actriz profesional, y posteriormente siguió su formación en la escuela de Mar Navarro, donde coincidió con la artista Nathy Peluso.

Sus inicios en el mundo de la interpretación

En la entrevista con El País, Amor contó que en tercero de la ESO se apuntó a los talleres de teatro de su instituto y posteriormente creó junto a unos compañeros un grupo de teatro alternativo con su profesora Olga Navarro. Lo bautizaron Lo llamamos Sueños…?.

Durante los siguientes cinco años, Amor se pasó las tardes ensayando y actuando con su grupo hasta que comenzó la carrera y se apartó del mundo de la actuación. No volvió hasta un tiempo después cuando una noche de fiesta le dijeron que tenía cara de ser actriz, ahí se dio cuenta de que no podía renunciar a su sueño.

Sus abuelos, "sus mayores fans"

Almudena es una chica familiar y dice tener muy buena relación con sus abuelos, tanto con los de Madrid como con los de Toledo. Con ellos pasó los veranos de su niñez y adolescencia en Lagartera. Según dice, le apoyan en su sueño y son “sus mayores fans”.

Pese a que no hay ningún actor en su familia, cuenta que sus abuelas siempre quisieron ser artistas, y de este modo ellas pueden vivir su sueño a través de Amor.

La muerte de su abuelo Pablo fue una de las experiencias más difíciles de su vida, pero confiesa que se sigue apoyando mucho en él a la hora de hacer pruebas para las películas.

Una playlist para actuar

La música emociona, y Almudena juega con eso a su favor a la hora de actuar. La actriz contó en otra entrevista que, además de a recuerdos, acude a la música para conectar con las emociones necesarias para representar sus papeles.

Algunas de las canciones y artistas que ha escuchado antes de actuar son Feel it still para El buen patrón, Bad Bunny para su escena se sexo con Javier Bardem o Frank Sinatra para la película La Abuela.