PRESENTA EL DISCO 'DIARIO DE UNA TREGUA'

La revelación más personal de Loquillo: "Una enfermedad amenaza mi vida"

Loquillo acaba de presentar Diario de una tregua, un disco con diez canciones que llega en un momento clave para él. "Una enfermedad amenaza mi vida", cuenta el cantante de 61 años que no descarta que este sea su último trabajo.

Loquillo, en un concierto en Madrid en 2015
Loquillo, en un concierto en Madrid en 2015 // Gtresonline

Europa FM

Madrid 16/05/2022 12:34

Diario de una tregua es el nuevo disco de Loquillo. El cantante de 61 años presentó este nuevo trabajo, con letras de Igor Paskual, Gabriel Sopeña y Sabino Méndez, el pasado abril y lo ha hecho en un momento clave a nivel personal. "Una enfermedad amenaza mi vida", ha revelado en una entrevista con El País.

"No voy a hablar de la enfermedad. Para eso ya hay otros. No quiero utilizarlo. La enfermedad forma parte de la vida. Así de claro", asegura el artista sobre esta situación que le llevó a llamar a sus letristas y "decirles que era necesario hacer el gran disco porque podía ser el último".

La enfermedad de Loquillo

Loquillo no quiere hablar de cuál es su enfermedad, aunque anteriormente sí contó que le diagnosticaron un bocio multinodular. Lo que no sabemos es si su nuevo problema de salud tiene algo que ver.

"Confinado en plena pandemia y suspendida la gira de El Último Clásico, descubrí que mi camisa no abrochaba. Lo bueno de una camisa a medida es que no engaña, creí a la primera que el encierro me había proporcionado unos kilos de más pero pronto noté un bulto en el cuello", cuenta en un artículo escrito en marzo de 2021 en Diario Médico.

Lo siguiente fue aplicar el protocolo: "Analíticas y visitas a doctores llevaron a la conclusión de que se trataba de un bocio multinodular. Las pruebas determinarían la gravedad y no se descartaba dado el tamaño del bocio una operación de alto riesgo que pudiera amenazar las cuerdas vocales", escribe.

Lo escribió cuando la enfermedad había remitido. "El bocio se ha ido reduciendo en los últimos meses y mis camisas vuelven a envolver mi cuello como se merece. No es necesario ningún tipo de tratamiento, solo revisiones periódicas", escribió el artista, al que en aquel momento le descartaron "la intervención quirúrgica y la aplicación de yodo radiactivo".

La historia familiar de Loquillo

Loquillo escribe en este mismo artículo relata sus antecedentes familiares. "Vengo de una familia de clase trabajadora que hizo y pasó una guerra. En unas palabras: vengo llorado de casa. Muy pronto conocí el poder de la enfermedad debido al cáncer que devoró a mi tío Ángel", apunta el cantante.

"Más tarde, se llevó a Santiago, mi padre, fruto de su filiación tabaquera y de las noches al raso en los campos de concentración después de la guerra. Una vez cumplidos los cincuenta, después de haberme bebido la vida, empecé a entender el fin de toda esta charada: un día vas y te mueres, así, sin más", añade Loquilla, que luego continúa: "La parca se llevó a Rosita, luego a mi madre Adela que coincidió con el cáncer de mama que atrapó a Susana [Koska], mi compañera". Afortunadamente lo superó.

El artículo de Loquillo está escrito con tranquilidad y con la experiencia que dan los golpes de la vida: "UCI, boxes, el color de las batas de los sanitarios...; uno se hace a todo hasta que llega el día en que nada te sorprende y aprendes a convivir con la muerte. Por fin puedes mirarle a la cara sin ningún tipo de sentimiento de culpa ni de carga".

Te puede interesar