Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

SUS DUROS INICIOS

Madonna: “Me violaron en una azotea cuando llegué a Nueva York”

Tras más de tres décadas ininterrumpidas de éxitos continuados, la reina del pop, Madonna, ha desvelado los duros inicios de su carrera artística, llegando a sufrir algunos episodios de lo más traumáticos. Así la diva se ha sincerado para la revista Harper's Bazaar donde ha hecho sus declaraciones más desveladoras: “Me violaron en la azotea de un edificio al que fui arrastrada con un cuchillo en la espalda”.

Celebrities.es | Madrid | Actualizado el 22/10/2015 a las 17:14 horas

Madonna en Harper's Bazaar

Madonna en Harper's Bazaar / Harper's Bazaar

Es probablemente la artista más influyente y exitosa de las últimas décadas y ahora Madonna, después de toda una carrera llena de éxitos, ha revelado a la Harper´s Bazaar en un artículo firmado por ella misma su pasado más traumático cuando empezaba en el mundo de la música.

Así Madonna se trasladó llena de ilusión y esperanza desde Michigan hasta Nueva York para triunfar, aunque tuvo que sufrir algunos episodios bastante duros antes de alzarse en lo más alto: “Nueva York no fue todo lo que yo pensé que sería. No me recibió con los brazos abiertos”, afirmaba la cantante junto a lo que revelaba su episodio más difícil: “El primer año, me amenazaron con un arma. Me violaron en la azotea de un edificio al que fui arrastrada con un cuchillo en la espalda. Robaron en mi apartamento tres veces destrozándolo todo. No sé por qué, nunca tuve nada de valor".

Además, ha confesado como se ganaba la vida mientras esperaba su gran oportunidad: “Luchaba para ser una bailarina profesional, pagaba mi alquiler posando desnuda para clases de arte, mirando a gente que me miraba desnuda". Y es que los inicios nunca son fáciles, incluido el de la reina del pop quien además ha recordado sus impresiones durante esos años: "Me sentía como llevada a otro universo. Pero también estaba muy asustada y asqueada por el olor de orina y vómito en todas partes, especialmente en la entrada de mi edificio".