Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

SUFRIÓ UN DERRAME CEREBRAL

Una joven, a punto de morir poco después de estirar el cuello mientras veía una película en casa

La joven escuchó un fuerte crujido al estirar el cuello, al que no dio mayor importancia. Sin embargo, al cuarto de hora se desplomó tras perder la sensibilidad en una de sus piernas.

Europa FM
 Barcelona | 20/04/2019
Dolor de cuello

Dolor de cuello / Getty images

La joven australiana y residente en Reino Unido, ha estado a punto de morir por un derrame cerebral tras estirarse el cuello mientras veía una película con un amigo en su casa, según informa el Daily Mail.

"Ni siquiera estaba intentando crujirme el cuello. Me acabo de mudar y ha ocurrido. Me estiré el cuello y pude oír como hacía 'crack, crack, crack'", explicó Natalie Kunicki, que añade:"Mi amigo me preguntó si eso era mi cuello, pero todas mis articulaciones hacen esos ruidos, así que no le si importancia y me reí".

Según publica el Daily Mail y recoge LaSexta, el suceso poco después de volver de fiesta. La joven no dio mucha importancia al crujido, pero a los 15 minutos se levantó para ir al baño y cayó desplomada porque no podía mover su pierna izquierda.

Fue entonces cuando la trasladaron de urgencia al hospital y le informaron de lo que había pasado: le había reventado la arteria vertebral, una de las principales arterias del cuello. Este hecho le provocó un coágulo que derivó en un accidente cerebrovascular (ACV). "La gente necesita saber que incluso si eres joven, algo tan simple como esto puede causar un derrame cerebral", afirma Kunicki.

Los cirujanos tuvieron que someterla a una difícil operación para reparar la arteria dañada con un stent, y aunque no consiguieron eliminar por completo el coágulo de su cerebro, sí explican que se disolverá en un tiempo.

Tras la operación, la joven había perdido movilidad en las extremidades de la parte izquierda del cuerpo, pero con los ejercicios de recuperación está evolucionando favorablemente y, según cuenta al diario inglés, espera volver a trabajar dentro de los próximos seis a doce meses. "Mi caso fue uno en un millón, pero la rotura de una arteria vertebral es en realidad una causa bastante común de accidentes cerebrovasculares en los jóvenes", sentencia.

Últimas Noticias