DIVA EUROVISIVA

Racismo, agresiones y una infancia humilde entre Cuba y Barcelona: Chanel se sincera

Todavía con la resaca emocional tras su paso por Eurovisión, Chanel ha concedido una entrevista en la que repasa episodios difíciles de su infancia, como el racismo y la discriminación que sufrió por parte de otros niños cuando era muy pequeña.

Chanel
Chanel // GTRES

Europa FM

Madrid 23/05/2022 14:45

El mejor puesto de España en Eurovisión en 27 años. Un tercer puesto en el festival musical más importante de Europa no lo consigue cualquiera, y Chanel lo ha hecho.

Toda una hazaña, todo un logro, y mucho más después de la lluvia de críticas que recibió tras el Benidorm Fest. No solo ha salido airosa de aquella polémica, sino que ha terminado victoriosa.

Ahora, con la resaca emocional todavía a flor de piel, la cantante no deja de conceder entrevistas. Todos quieren conocer de cerca a la carismática joven, una auténtica estrella que ahora tiene todos los focos sobre ella. Antes trabajaba en la sombra y ahora lo hace con todas las miradas atentas a sus movimientos.

Su familia cubana y su familia catalana

Aunque Chanel nació en Cuba en el año 1991, a los tres años se instaló con su familia en la localidad barcelonesa de Olesa de Montserrat. "Nací en La Habana vieja, mis padres son cubanos, mi papá, Alain, es blanco, y mi madre, Marlene, es más oscura que yo. Con cuatro añitos, mi madre se casó con mi papá catalán, Toni, y nos mudamos a Olesa. Mi padre biológico y él se llevaban fenomenal, hay una armonía increíble en casa. Y yo tengo la doble nacionalidad", cuenta la artista en una entrevista con Joana Bonet, de La Vanguardia.

Su abuela Leonor Bergé, a la que hemos visto charlando con las cámaras de Espejo Público, es la madre de su padre catalán. "Desde la tripita de su mamá ya estaba bailando y lo ha hecho toda la vida. Ella ha ido formándose, cuando era chica la apoyaron todo lo que pudieron pero enseguida se dedicó a eso. Hasta que no ve la cosa perfecta no para. Ella lo siente en el alma", contó después de confirmar que es la madre de Chanel la que tiene origen cubano: "Se casó con mi hijo y la niña es mi nieta".

Aunque vivía en Barcelona solía visitar a menudo a su familia cubana. Allí recuerda que las cosas funcionaban de otra manera y descubrió sus orígenes humildes. "Iba de vacaciones a visitar a mis abuelos y primos, que son de mi edad. Vivía ajena a la realidad del régimen: para mí era todo excitante y nuevo. Recuerdo comer arroz con frijoles y que de pronto en casa decían: 'Viene un aguacero –pone acento cubano– ¡corran, a bañarse!'. Claro, porque no había agua corriente", explica.

El racismo en su infancia: "Tenía mucho miedo"

Con su familia instalada en Olesa de Montserrat, la cantante comenzó a hacer vida escolar como el resto de niños de su edad. Pero había una diferencia: su color de piel. Esto le ocasionó no solo comentarios racistas y agresiones físicas, también hizo crecer en ella una inseguridad que ahora dice haber superado.

"Cuando yo era pequeñita sufrí muchísimo racismo. Tenía mucho miedo. Incluso llegaba a creer lo que me decían, y pensaba 'Claro, este no es mi país. Soy menos que los demás' . Pero con la educación que he recibido en casa lo he superado. Para mí, ya es natural decir que soy española", cuenta antes de asegurar que incluso le llegaron a tirar piedras "en la escuela y en la calle".

Recuerda que lo peor de todo era sufrir racismo y agresiones por parte de otras personas racializadas. "Por mucho que me dijeran en el cole “¡negra de mierda!” o “¡vete a tu puto país!”, yo me enfocaba en otras cosas. No solo me lo decían los del pueblo de toda la vida, sino el que venía de un país árabe. Que haya racismo entre personas racializadas todavía es más fuerte", lamenta.

A día de hoy continúa sufriendo situaciones desagradables en su día a día, pero las encara de otra manera. "Con educación les digo: a lo mejor deberías leer un poquito más o informarte", dice refiriéndose a los comentarios "en el transporte público, en Correos...".

La terapia psicológica la ha ayudado a salir adelante en algunas ocasiones. Se plantea retomarla ahora, cuando sabe que el camino que le queda por recorrer no será fácil. "Con lo que está pasando quiero volver. Es como un gym para la mente", asegura.

Te puede interesar