un camino difícil

Ruth Lorenzo: sus trastornos alimenticios, mormona, sus baches para llegar a la fama y su privada vida sentimental

Ruth Lorenzo ha luchado contra viento y marea para llegar hasta donde está, pero aún así ha conseguido en convertirse en una de las artistas más queridas de nuestro país. Nos adentramos en los problemas de su infancia, su vida personal y su complicado camino para alcanzar la fama.

Ruth Lorenzo
Ruth Lorenzo // GTRES

Europa FM

Madrid 29/07/2022 20:17

Ruth Lorenzo no lo ha tenido fácil, peor aún así ha conseguido llegar muy lejos. La cantante nació en Las Torres de Cotillas, Murcia, en una familia más que numerosa: es la quinta de seis hermanos y nunca llegó a conocer a su padre biológico.

Pero eso no le impidió seguir adelante con su vida. La artista y su familia se mudaron a Utah, Estado Unidos, donde comenzó a introducirse en el mundo de la música. Te contamos su historia.

Sus trastornos alimenticios

Ruth Lorenzo ha padecido anorexia y bulimia durante un largo periodo de su vida. La cantante comenzó a experimentar estos problemas cuando se enteró que el marido de su madre, que la había criado, no era su padre biológico. Fue un golpe durísimo para la murciana, que le acabó por ocasionar problemas alimenticios, entre ellos bulimia y anorexia.

Estos trastornos la han perseguido durante mucho tiempo: Ruth aprendió a vomitar para que en su casa no se diesen cuenta de que había dejado de comer. "Me hizo sentirme muy sola. No podía contar nada, me daba vergüenza", contó en una entrevista en Cuatro. Pero con tiempo y terapia consiguió volver a recuperar la estabilidad en su vida.

De religión mormona

La familia de Ruth es mormona, y por ende ella también. Creció bajo los valores de esta religión después de que su madre estuviese dispuesta a abortar y se cruzase con personas en su camino que le hicieron saber que tenía a Dios y no estaba sola. Su madre se convirtió al mormonismo y así lo hizo el resto de su familia.

Aunque la cantante ha confesado que le aportó cosas buenas, como el valor de la familia o mantenerse alejada de las drogas, reconoce que hay otras cosas en las que no está de acuerdo con su religión, como el no apoyar al colectivo LGTBI.

Los problemas en su camino a la fama

La murciana supo desde bien joven que quería dedicarse a la música, pero no aceptaría cualquier oferta para cumplir su sueño, y siempre fue fiel a sus principios y a lo que quería hacer, incluso aunque eso significase renunciar a suculentas ofertas de la industria.

Con 25 años Ruth puso rumbo a Londres, y allí se presentó al talent musical The X Factor, donde quedó finalista con su versión de Purple Rain con la que conquistó el corazón de todos los ingleses, hasta el punto de ofrecerle ser representante de Reino Unido e Irlanda en Eurovisión, pero Ruth rechazó la oferta: no se sentía preparada.

Con mucha personalidad, rechazó la oferta de una disquera, con la que no se sentía libre, y decidió comenzar de cero. Ruth volvió a España y empezó a cosechar sus propios éxitos, hasta el punto de representar a España en Eurovisión en el año 2014 con Dancing in the rain, quedando en el décimo puesto, una de las mejores posiciones de nuestro país en los últimos 10 años.

Su vida sentimental, un misterio

No se han conocido parejas de Ruth Lorenzo y no sabemos si se llagarán a conocer, pues cuando se trata de relaciones, la cantante es muy celosa de su intimidad.

En el año 2015 Lorenzo aseguró que siempre que se fija en un chico o está pillado o es gay, y que prefiere la pasión y fogosidad de los hombres españoles a los ingleses, que son más estirados, relataba para El Mundo.

Sus amoríos, por lo contrario, prefiere llevárselos a la tumba: "Mi vida sentimental me la guardo para mi solita y como me dedico a cantar y a dar conciertos y soy una curranta y de eso es lo que me gusta hablar siempre", sentenciaba la artista, según recoge Europa Press.

Te puede interesar