Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN TOLEDO

El polémico belén hecho con juguetes eróticos volverá al escaparate del 'sex shop' de Talavera

Hace apenas quince días, saltaba la noticia de que un 'sex shop' de Talavera de la Reina (Toledo) había colocado en el escaparate de su tienda, por segundo año consecutivo, su particular belén construido con juguetes eróticos. Los vecinos protestaron, consiguieron que el propietario lo retirara y, para zanjar el asunto, éste puso en marcha una votación en redes para saber qué pensaba realmente la gente. Con el 78,5% de los votos a favor, el belén erótico ha vuelto ya al escaparate del 'sex shop'.

@europa_fm | Madrid | 12/12/2016

Belén de dildos en Talavera de la Reina

Belén de dildos en Talavera de la Reina / Facebook 'Non Sit Peccatum'

Hace dos semanas conocíamos la polémica que se había formado en torno al belén que el sex shop 'Non Sit Peccatum' había colocado en su escaparate, en Talavera de la Reina (Toledo).

Tal fue el disgusto de los vecinos del pueblo, en concreto de un grupo de religiosos llamado 'Hijos de la Virgen María', que el propietario del establecimiento Héctor Valdivieso, optó por retirar el belén del escaparate y dejar en manos de sus clientes la decisión sobre si el belén debía continuar o no el escaparate.

Ahora, tras una democrática votación en redes sociales, en la que se han registrado 998 votos, el belén volverá al escaparate, tras obtener el 78'5% de apoyo frente al 21,5% que pide la retirada.

En polémico belén es una obra de Ernesto Yáñez en la que podemos ver a la Virgen María, San José y el Niño Jesús representados en dildos cerámicos.

Fue hace unas semanas cuando los detractores de esta idea empezaron a aparecer en el local para pedir la retirada de los objetos. Según Valdivieso, uno de los vecinos le pidió "que quitase a su madre del escaparate".

Aunque en principio no pensó que fuera necesario denunciar, sí lo hizo cuando las amenazas y quejas aumentaron, creando según Valdidievo, una campaña "de acoso" contra el establecimiento.