Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

EL REGISTRO CIVIL SE LO NEGABA

Tras un mes de lucha dan la razón a los padres que querían llamar a su hijo Lobo

Los progenitores del pequeño pusieron en marcha una campaña en Change.org para pedir que el Registro Civil de la población madrileña de Fuenlabrada les permitiera inscribir a su hijo con el nombre de Lobo. Después de negarse durante meses, les han dado la razón y podrán poner ese nombre a su hijo.

@europa_fm | Barcelona | Actualizado el 05/08/2016 a las 09:07 horas

Quieren llamar a su hijo Lobo

Quieren llamar a su hijo Lobo / Change.org

Después de nacer el bebé recibieron un comunicado emitido por parte del Registro Civil de la localidad madrileña de Fuenlabrada, notificándoles no podrían llamar al recién nacido por el nombre que habían elegido para él, porque "podría ser ofensivo o perjudicial” para el niño.

Sin embargo, la familia aseguraba que habían consultado con expertos y psicólogos infantiles que les habían dicho que "ellos podían educar a su hijo de forma que eso nunca le pueda afectar". Según recoge el diario El Mundo, esta fue ”una decisión basada en el criterio de una funcionaria que les informó por teléfono”.

Más adelante, el argumento era otro y el motivo por el que no permitían inscribir al pequeño como Lobo era porque se trataba “de un apellido en España” y que por eso “no lo podían aceptar como nombre propio”. Sin embargo hay muchos nombres propios que son apellidos, como Olmo, Martín o León.

Para Ignacio y María, les era muy duro el proceso ya que habían llamado así al pequeño desde mucho antes de que naciera y que hecho está inscrito con ese nombre en la Seguridad Social, y no entendían por qué había tanto problema con un nombre que es bastante común en otros países, incluso hispanohablantes como Argentina, pero también en Portugal o Alemania. De hecho, Mozart se llamaba Wolfgang, que significa justamente “manada de lobos”.

Por fin la Dirección General de Registros ha admitido Lobo como nombre de recién nacido. El director general de los Registros y del Notariado, Javier Gómez Gálligo, ha anunciado su intención de admitir Lobo como nombre legal del pequeño.