Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

PRETENDE SEGUIR OPERÁNDOSE

Un camarero se gasta más de 5.500 euros en botox y relleno para parecerse a Marilyn Monroe

El joven francés Cyril Roux tiene 32 años, se ha sometido a más de 20 intervenciones de cirugía, y se ha gastado más 5.500 euros en inyecciones de bótox para parecerse a la mítica actriz Marilyn Monroe.

@europa_fm  | Madrid | Actualizado el 12/07/2018 a las 20:03 horas

Un joven se gasta más de 5.500€ en botox para parecerse a Marilyn Monroe

Un joven se gasta más de 5.500€ en botox para parecerse a Marilyn Monroe / Instagram @lipsticks4ever

Conocemos varios casos similares, como el 'Ken humano', que ya ha superado las 50 operaciones de cirugía estética para parecerse al mítico muñeco, el novio de la Barbie. En esta ocasión, se trata de un joven francés de 32 años que trabaja de camarero y que en un intento de parecerse a la bellísima Marilyn Monroe se ha gastado más de 5.500€ en inyecciones de bótox.

Cyril ha compartido a través de sus redes sociales todo el proceso de transformación que ha llevado a cabo a base de inyecciones diarias de botox. Sin duda, el resultado es bastante estremecedor:

Cyril Roux, o "el chico de plástico" como él quiere que lo llamen, ha confesado en una entrevista para la agencia de noticias británica 'Media Drum' que su obsesión con la cosmética y las operaciones se debe a su deseo de parecer más joven, como Marilyn Monroe: "A los 26 años me hicieron mi primera intervención con botox y es algo que me gusto y que hizo que quisiera más".

A sus 32 años ya se ha operado 20 veces; y sus labios, totalmente sobrenaturales, lejos de hacerlo más joven lo convierten en un personaje bastante siniestro. Pero lo más preocupante de todo es que este joven aún no está satisfecho y pretende someterse a más intervenciones: "Sí, podría decirse que soy un adicto a las inyecciones. En el futuro quiero arreglarme también la nariz, la barbilla y los pómulos".

Cyril reconoce recibir muchas críticas, sin embargo asegura sentirse muy orgulloso de sí mismo: "tengo muchos haters. Personas a las que no conozco pero que se ríen de mí y que me miran raro. Pero estoy orgulloso de ser un chico de plástico y pienso seguir siéndolo. Al final la belleza es muy importante, no para los demás, sino para ti".

Últimas Noticias