UN TERRIBLE ACCIDENTE

Angus Cloud (Fez en 'Euphoria') explica la historia de su cicatriz: "Me partí el cráneo"

Angus Cloud, quien da vida a Fez en la serie Euphoria, ha explicado con todo detalle el accidente que sufrió con 14 años y que le ha dejado su característica cicatriz en la cabeza.

Angus Cloud (Fez en 'Euphoria')
Angus Cloud (Fez en 'Euphoria') // Getty

Europa FM

Barcelona 12/08/2022 10:00

La última temporada de Euphoria dejó a todos los espectadores pendientes de qué será de Fezco, personaje interpretado por el actor Angus Cloud y que ha ganado mucho protagonismo en esta última entrega de la serie.

En esta última temporada explicaban su infancia y el motivo e por qué tiene una cicatriz en la cabeza en la ficción, pero lo cierto es que esta cicatriz no se trata de un efecto de maquillaje específico para el personaje, más bien al contrario. La ficción ha adaptado la historia de Fezco a la cicatriz que el actor tiene en la vida real.

De esto ha hablado con todo detalle en una entrevista para Variety: "Es real. Me partí el cráneo un viernes 13". Los hechos ocurrieron en 2013, cuando Angus tenía 14 años y se había despedido de unos amigos con los que había estado. De camino a casa, cayó en un hoyo de una obra que no vio porque estaba muy oscuro.

Nadie lo encontró debido a la poca visibilidad y el joven despertó 12 horas más tarde en el fondo del agujero. "Estaba atrapado. Conseguí salir no sé cuánto tiempo después. Fue muy difícil porque mi cráneo estaba roto, pero mi piel no, así que la hemorragia era interna y estaba presionando contra mi cerebro. Pero no me iban a encontrar allí abajo. Me encontré a mi mismo. O Dios me encontró, como quieras llamarlo", ha continuado relatando.

Angus ha confesado que a pesar de tener el cráneo y varios dedos rotos, no sentía dolor. Impulsado por lo que él reconoce que fue "instinto de supervivencia", salió del hoyo de tres metros de profundidad y subió en un autobús para regresar a casa.

"Mi madre pensó que estaba drogado, porque mis pupilas estaban muy dilatadas. Intentaba decirle lo que había pasado, pero solo podía comenzar la frase, no podía terminarla. Así que dije: 'Me voy a dormir a mi cama".

Su madre, al verlo en ese estado, no dejó que se fuese a dormir y cuando le dio un vaso de agua, Cloud empezó a vomitar borbotones de sangre, por lo que le llevó al hospital.

Allí le sometieron a una cirugía que es la que ha dado lugar a su cicatriz: "Me abrieron la cabeza, me pusieron algunos tornillos y una placa donde me fracturé el cerebro y me cosieron".

Por último, Angus ha reconocido que pese a la gravedad del accidente, parece increíble que el daño cerebral que le ha quedado sea tan pequeño: "Es tan mínimo que no vale la pena hablar de ello".

Te puede interesar