UNA DECISIÓN MUY MEDITADA

Por qué Dani García cerró su restaurante Tres estrellas Michelín y qué chef se enfadó con él por hacerlo

Dani García es uno de los grandes chefs españoles. El cocinero de 46 años lleva en la cocina desde los 17, fue algo casual y no demasiado meditado. Lo que sí meditó mucho fue la decisión de cerrar su restaurante tres estrellas michelín un años después de conseguir esa tercera condecoración. Tenía varios motivos, aunque le costó un enfado de su madre y de un conocido chef.

Dani García, en la última cena de  Dani Garcia Restaurante de Marbella (Málaga)
Dani García, en la última cena de Dani Garcia Restaurante de Marbella (Málaga) // Gtresonline

Europa FM

Madrid 27/06/2022 20:34

Dani García es uno de los grandes nombres de la cocina española. El chef malagueño de 46 años hizo historia en 2019 cuando decidió cerrar Dani García Restaurante de Marbella (Málaga) justo un año después de conseguir la ansiada tercera estrella Michelín.

"Mi sueño a partir de ahora es estar un domingo paseando por Marbella sabiendo que medio mundo está comiendo mi gazpacho de cereza o mi brioche de rabo toro", aseguró a EFE en la presentación de La última cena. Dani García lo tenía claro: prefería "dar de comer a miles y no a cientos", y prefería disfrutar de su tiempo y de su familia.

El motivo por el que cerró su restaurante tres ellas

La decisión de cerrar su restaurante tres estrellas fue "una decisión muy meditada", contó a Rosa Villacastín en una entrevista en la revista Diez Minutos. "Tan meditada que sabía que si me daban la tercera Estrella Michelin, me marchaba, como así fue".

El cocinero confesó a la periodista que tomó esta decisión porque estaba ya cansado: "Había llegado un momento que me aburría el mundo de la alta cocina. Yo tenía un objetivo concreto, crecer en el mundo. Y eso era incompatible con lo que hacía. Llevaba 25 años llegando a las dos de la madrugada a mi casa; ahora tengo tiempo para estar con mi familia, mi mujer, mi madre, mis hijas…"

Tomar esta decisión no le costó demasiado. "Lo tenía claro", cuenta. "Necesitaba tiempo para viajar, para vivir sin la presión y la responsabilidad que supone tener tres Estrellas Michelin".

No se trataba de dejar de cocinar, se trataba de hacer su cocina apta para la gran mayoría de bolsillos. "Hacer croquetas, ensaladilla rusa, o chuletón a la plancha... Comida asequible, de 40, 50 euros, e incluso de 20 euros", aseguró en esa entrevista.

La bronca de su madre y de Juan Mari Arzak

El cierre de Dani García Restaurante no fue bien visto por algunas de las personas más cercanas al chef. Al principio su madre se enfadó.

"Yo la comprendo, me imaginé lo que para ella suponía salir a la calle y que todos le felicitaran por lo que había conseguido su hijo, y de pronto se enteran de que lo dejo: estuvo dos meses sin salir de casa. Ella lo vivió así, y fue muy dura conmigo", contó a Rosa Villacastín.

Otro que se enfadó fue su amigo y referente Juan Mari Arzak. "Cuando me llamó no sabes qué bronca me echó, él que lleva toda la vida diciéndome lo bonita que es esta profesión pero que también hay que pensar en ganar dinero, porque él así, no entendía que me fuera", explicó el chef, que sí recibió el apoyo de Ferrán Adrià, quien no faltó a la promoción de La última cena de su restaurante.

Sus dos hijas y su segunda mujer

Dani García es padre de dos hijas, Aurora y Laura, fruto de su primer matrimonio. El chef se separó en 2014 y ahora está casado por segunda vez.

"Conocí a una chica rusa que lleva viviendo tiempo en Marbella y es una experiencia muy gratificante porque tiene hijos, yo también, y cuando nos juntamos todos es una locura", contó en una entrevista anterior en Diez Minutos, en la que confesó sentirse dolido porque en los años más duros de su vida, cuando más lo necesitaba su familia, estaba inmerso en solucionar problemas.

Con sus hijas tiene una estrecha relación y habla de todo sin ocultarles nada. "Incluso cuando lo he pasado mal se lo he contado, como en 2008. En esa época cuando me preguntaban dónde íbamos a ir de vacaciones, yo les decía: a Estepona, no tenemos dinero para ir a otro sitio. Quiero que vean la vida como es", explicó a Rosa Villacastín, a quien dijo que no le gustaría que siguiesen sus pasos: "Es un mundo muy duro, muy pasional, pero no lo quiero para ellas".

Por qué Dani García empezó en la cocina

Lo dice sabiendo de lo que habla. Dani García lleva en la cocina desde los 17 años. Se formó en la Escuela de Hostelería de Málaga La Cónsula y en 1996, con 21 años, inició su carrera de la mano de Martín Berasategui.

Su idea no era dedicarse a la cocina. "Fue circunstancial. Con 12, 14 o 15 años mi idea no era ser cocinero. También es cierto que la visión de ser cocinero hace 30 años no tiene absolutamente nada que ver con la de ahora. Ahora tiene un toque de glamour", contó en Economía3.

La decisión la tomó poco después pero no sentó muy bien en casa: "Cuando dije con 16 años que me podía plantear dedicarme a la hostelería, mi madre puso mala cara. Cuando le dije que iba a entrar a una escuela de hostelería a cocina ya lo veía fatal. ‘Tus amigos van a estudiar derecho, empresariales, arquitectura… y tú te vas a estudiar cocina".

La cuestión es que no le atraía ninguna carrera universitaria: "Pasar por la selectividad me daba pánico porque me aburría mucho sentándome delante de un libro y estudiando. Al final, la mejor salida para mí era la hostelería. Y con 18 años me fui a la escuela de hostelería".

Lo curioso es que, pese a esa bronca, fue su familia la que le inculcó el amor por los fogones. "En mi casa, mi madre, mi abuela y mi padre cocinaban muy bien. Ninguno era cocinero profesional, pero mi padre de lunes a viernes trabajaba, y sábado y domingo nos hacía gachas, migas, leche frita y en verano lo normal era ir al mercado a comprar chirlas o un centollo que él mismo preparaba".

¿Cuántos restaurantes tiene de Dani García?

El universo de Dani García es inmenso. El chef tiene nueve marcas (que no restaurantes) repartidas por todo el mundo. Restaurantes son muchos más.

Solo en Madrid cuenta con cinco y en su Marbella natal con cuatro. Además tiene dos restaurantes en Nueva York (Casa Dani y y Pollo Verde), uno en Beverly Hills (Pollo verde), uno en Londres (Bibo) y dos en Doha (Bibo y Lobito de mar). En total son 18 restaurantes y la cadena La gran familia mediterránea.

Te puede interesar