DEDICADA A SUS TRES HIJOS

Marisa, la hija pequeña de Fito Cabrales, protagonista de su videoclip 'A quemarropa'

Marisa, la más pequeña de los tres retoños de Fito Cabrales, se convierte en protagonista del último videoclip de su padre, Fito Cabrales, que ha dedicado su tema 'A quemarropa' a sus tres hijos.

Marisa, la hija pequeña de Fito Cabrales, protagonista de su videoclip 'A quemarropa'
Marisa, la hija pequeña de Fito Cabrales, protagonista de su videoclip 'A quemarropa' // Youtube

Europa FM

Madrid 18/05/2022 15:09

Fue en el año 2017 cuando Fito Cabrales anunciaba que ni él ni los Fitipaldis volverían a sacar nueva música hasta que no tuvieran algo importante que contar.

Ese parón llegó a su fin en el año 2021, cuando el grupo vasco volvía a primera línea con el disco Cada vez cadáver, compuesto por 10 temas en los que reflexionan sobre el paso del tiempo, el pasado, las ausencias y esa vorágine de recuerdos que te golpea cada día con una realidad que ya no existe.

"Yo era muy feliz con 20 años porque solo existía lo que había a metro y medio de mí. Y luego de «aitatxu» (padre) necesitas la empatía de todo el mundo, que todos estén bien. Las injusticias duelen muchísimo... no sé", reflexionaba el cantante en una entrevista con La Razón.

Aunque es un disco muy enérgico musicalmente, las letras son un tanto oscuras. Y una de sus canciones, A quemarropa, tiene unos destinatarios muy especiales, sus tres hijos: Guillermo, que tiene 25 años, Diego, que ya ha cumplido 20, y la pequeña, Marisa, que solo tiene siete. "En el fondo esa canción, aunque no lo diga en ningún momento, es lo que yo quiero decir a mis hijos. Al final les estoy diciendo: 'Solo sé que no sé nada'. Nunca les había hecho una canción y tenía muchas ganas. Era un reto tan bruto hacer rock de algo que tú sientes, como cualquier padre", aseguró hace unos meses al medio musical Mariskal Rock.

Ahora que el videoclip del tema ha visto la luz descubrimos que Marisa, la pequeña de la casa, es una de las protagonistas. La pequeña juega y se abraza a su padre mientras se mezclan imágenes del cantante recorriendo la ría de Bilbao.

En el tema, el artista reflexiona sobre todo lo que ha aprendido desde que el amor por su familia se multiplicó con la llegada de sus hijos. "Quiero decirte que yo / Contigo pude aprender / Lo grande del corazón / Lo que se puede querer", canta Cabrales sobre la magnitud del amor a los más cercanos. "Si a quemarropa me disparan / Me resbalarán las balas / Siempre me salvas tú", reza el estribillo.

Fito y Marisa, padres de tres hijos

Fito y su mujer Marisa, que antes de ser la madre de sus hijos era su admiradora, se conocieron en el año 2004 en un festival de música y desde entonces apenas se han separado. La joven, que en aquel momento trabajaba como psicóloga en un centro de menores en Castellón, incluso llegó a asumir tareas de manager y representante del grupo.

Al parto de su primer hijo, Guillermo (25), el artista no llegó a tiempo porque estaba dando un concierto. Al del segundo, Diego (20) sí, y todavía no ha olvidado el escalofrío que le recorrió el cuerpo cuando lo tuvo en brazos por primera vez. El pequeño salió del vientre de su madre con una patilla igualita a las de su padre. De tal palo, tal astilla.

Marisa, la benjamina, llegó en 2014, año en el que Cabrales charlaba con el periodista Guillermo Abril sobre esta triple paternidad cuando los mayores ya estaban a punto de volar del nido. "Me meto en cada cristo… Ahora que ya estaban los otros criados, vuelvo a empezar. Pero en el fondo pienso: me va a dar algo bueno. Porque un chaval no puede dar nada malo. Me va a hacer más joven o me va a hacer ver la vida de otra forma, que ahora la veo un poco… No para abajo, pero sí menos animado que antes. Todo me sorprende menos", aseguró a El País.