APOYO INCONDICIONAL

Jamie Lee Curtis posa por primera vez con su hija Ruby tras completar su transición de género

La actriz Jamie Lee Curtis y su hija han dado una reveladora entrevista para la revista People en la que la joven Ruby asegura que fue a los 16 años cuando comenzó a replantearse su género.

Jamie Lee Curtis
Jamie Lee Curtis // GTRES

Europa FM

Madrid 21/10/2021 15:23

Como una madre orgullosa, Jamie Lee Curtis ha posado por primera vez con su hija Ruby, que en los últimos años ha llevado a cabo una transición de género. Juntas han hablado de cómo han vivido este proceso en una entrevista para la revista People, donde la actriz ha relatado que está aprendiendo "nueva terminología".

"Soy nueva en esto. Y no soy alguien que finja saber mucho al respecto. Y voy a cagarla mucho, voy a cometer errores. Pero me gustaría evitar hacer grandes fallos. Vas relajando un poco tu discurso. Te vuelves más consciente de las cosas que dices y de cómo lo dices. Aún así la sigues cagando, hoy ya la he cagado dos veces. Somos humanos", contaba Curtis sin dejar de mostrar su admiración por la valentía de su hija.

Fue el año pasado cuando Ruby reunió a su madre y su padre, el director de comedia Christopher Guest, en el patio trasero de su casa con la intención de revelarles su nueva identidad. Sin embargo, el miedo se apoderó de ella y no pudo hacerlo. "Fue aterrador, solo el simple hecho de decirles algo sobre mí que no sabían", cuenta la joven, que recalca que sus padres siempre la han aceptado tal y como es.

Recurrió entonces a un mensaje de texto para abrirse con su madre. "La llamé de inmediato. No hace falta decir que hubo algunas lágrimas en el medio", cuenta la actriz, que desde ese momento se ha involucrado en el proceso de transición de su hija sin dejar de apoyarla en ningún momento.

Un cambio que empezó a sentir a los 16 años

Ahora Ruby tiene 25 años y trabaja como editora de vídeo, pero el camino hasta llegar aquí no ha sido fácil de recorrer. Fue a los 16 cuando empezó a sentir que algo dentro de ella no funcionaba como debería y comenzó a hacerse preguntas. Acudió a terapia para explorar su identidad y conseguir herramientas para su cambio y ahora, siete años después, cuenta su testimonio para ayudar a otros jóvenes que puedan encontrarse en su misma situación.

"Cuando tenía unos 16 años, un amigo mío que es trans me preguntó cuál era mi género. Le dije: "Bueno, soy hombre". Después, me detuve en el pensamiento. Sabía que lo era, tal vez no Ruby per se, pero sabía que era diferente. Tuve una experiencia negativa en la terapia, así que no salí [como trans] inmediatamente cuando probablemente debería haberlo hecho. Luego, siete años después, siendo todavía Tom en ese momento, le dije a la persona que ahora es mi prometido que probablemente soy trans. Y él dijo: "Te amo por lo que eres", contó la joven a People.