Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

LO EXPLICA EN YOUTUBE

La mujer más tatuada de Europa se arrepiente y borra con láser los dibujos de su rostro

"Me he cansado de verme tan llena", asegura la Lidia Reyes, que se está sometiendo a un tratamiento láser para eliminar los tatuajes de su rostro. Ella misma lo ha explicado en su canal de Youtube.

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 12/07/2018 a las 21:43 horas

Lidia Reyes

Lidia Reyes / Redes Sociales Lidia Reyes

Lidia Reyes, una catalana de 32 años, es la mujer más tatuada de Europa. Ahora, después de haber conseguido el ansiado título a nivel europeo, la mujer ha decidido quitarse con láser los dibujos de su cara. "No me estoy quitando los tatuajes de la cara porque no me guste lo que llevo, pero me he cansado de verme así", explica en su canal de Youtube.

"Me estoy quitando los tatuajes de la cara porque me he cansado, no porque no me gusten o me vea fea; a mí me encantan los tatuajes de cara, por eso me los hice", aclara la joven.

Eso sí, Lidia Reyes todavía conserva la esperanza de conseguir su ansiado título del récord Guiness. Por eso, la joven asegura que todos los tatuajes que se borre del rostro los añadirá en otra parte de su cuerpo. "No me los voy a quitar todos, me voy a quitar el 95% de los tatuajes de la cara y luego me haré alguno nuevo incluso, pero me he cansado de verme tan llena", asegura.

"Los que me borre por aquí me los pondré en otra parte del cuerpo, ningún problema. Todos los tatuajes tienen un significado para mí", recalca.

La joven está sometiéndose a un doloroso y largo tratamiento para eliminar los dibujos de su rostro que llevará un par de meses. Para costearlo, Lidia ha recurrido a la publicidad, ya que son muchas sesiones.

"Os animo a que probéis el láser, yo estoy muy contenta. Si veis fotografías mías de antes veréis cómo el láser va haciendo efecto, la calavera estaba más negra, la nariz la tenía completamente negra y ya está muy difuminada... Poquito a poco, paciencia. En verano tendré que hacer un parón, por el sol; es un proceso largo y lento, pero eficaz", asegura a sus seguidores.

Lo único que Lidia Reyes no podrá borrar es el eyeball tatto (el color rosa de sus ojos) que es totalmente irreversible.

Últimas Noticias