Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EL DOCTOR HA RECURRIDO LA SENTENCIA

El médico que calificó de ‘mal follada’ a una paciente de Murcia, suspendido durante 11 meses

Una joven de Llano de Brujas, en Murcia, denunció en las redes sociales que un médico se le había insinuado sexualmente, que no le había recetado nada y que su diagnóstico era que estaba "mal follada". Ahora, el doctor se enfrenta a once meses de suspensión de empleo y sueldo.

Europa FM | Barcelona
| 28/01/2019
Consulta en el médico

Consulta en el médico / iStock

En septiembre de 2016, Txusa Mendivil, una chica de Llano de Brujas (Murcia), denunció a través de Facebook que un médico la había llamado 'mal follada'.

Tras su publicación, la consejería de Sanidad de Murcia abrió una investigación y ahora, dos años después, el Tribunal Superior de Justicia ha inhabilitado durante 11 meses al médico.

En su publicación, la joven de 21 años explicaba que los hechos habían tenido lugar en un centro médico de su pueblo y que "era la primera vez que me atendía este médico". Asimismo, añadía que nada más entrar a la consulta, el facultativo le ofreció un cigarrillo, que ella rechazó y que él se puso a fumar. "Sin embargo, eso no ha sido lo peor", relataba Mendivil, diciendo que "me ha dicho que no me iba a recetar lo que me habían mandado en urgencias porque me iba a poner gorda y ahora mismo tenia un tipazo, según él" y acabó escribiendo en el diagnóstico que su problema es que estaba "mal follada", como se puede leer en la fotografía que publicó.

Según informaciones de la Opinión de Murcia, en el juicio, el médico se defendió diciendo que "puede ser entendido como ofensivo, lo cierto es que no lo transcribí con ánimo de dañar o burlarse de la paciente". Asimismo, también alega que escribió esas palabras porque la joven le había pedido tranquilizantes y él tenía que "conocer las causas de su alteración emocional".

En un principio, el Servicio Murciano de Salud (SMS) proponía una sanción de dos años, de empleo y sueldo, por dos faltas graves: la de fumar y la de sus palabras contra la paciente. Pero finalmente, el médico ha sido condenado a once meses de suspensión.

Por otra parte, el doctor ha recurrido a la sentencia y ha alegado que él es defensor de los derechos de la mujer, que hasta tenía un cartel contra la violencia de género en su consulta. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de Murcia no ha aceptado sus palabras y considera que es inadmisible e irrespetuoso lo que escribió a la joven.

Últimas Noticias