Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

REINO UNIDO | TIENE CUATRO HIJOS

Una mujer tiene un orgasmo de tres semana cada vez que da a luz

Esta madre de 35 años experimenta una sensación de euforia después de cada parto, ¡y ya tiene cuatro hijos! La primera vez que le ocurrió fue con el alumbramiento de su hijo mayor, que ahora tiene nueve años. En el último de ellos, sitió un orgasmo ¡que le duró tres semanas!

@europa_fm | Barcelona | 07/11/2016

Emily Street con sus hijos

Emily Street con sus hijos / SWNS.com

Emily Street tenía mucho miedo al dolor del parto, así que recurrió a la hipnosis para intentar mitigar los dolores derivados de ese duro trance cuando se quedó embarazada de su primer hijo, y vio que la fecha de acercaba. Y no solo no sitió dolor, sino que experimenta una sensación de euforia que se aproxima al orgasmo y que, en esta última ocasión, se prolongó durante tres semanas.

La técnica le enseña a respirar de forma distinta a la que enseñan habitualmente en las clases de preparación al parto, con respiraciones lentas y largas, con las luces tenues y música. El parto fue muy bien y Emily relacionó la euforia que sintió durante el alumbramientos con las intensidad hormonal que general un orgasmo, pero que le duró tres semanas. “Durante el parto y las tres semanas posteriores tuve una sensación de un orgasmo constante. Fue increíble”, asegura.

Emily Street dando a luz a uno de sus hijos

Emily Street dando a luz a uno de sus hijos / SWNS.com

Emily tiene tres hijos más, Ernie de siete años, Roo de cinco y Pip de tres, y asegura: “La gente piensa que la hipnosis aplicada al parto es algo hippie, de la new age, pero no lo es. Es real, una vuelta a los principios básicos. Amo cada minuto que estuve de parto. No quiero más hijos, pero me encantaría tener esa sensación de nuevo”: Con todos sus hijos hizo igual, por eso anima a todas las mujeres a someterse a hipnoterapia para afrontar el parto.

Emily trabaja ahora como consultora en una clínica de fertilidad en Reino Unido y utiliza su experiencia para ayudar a otras madres a prepararse para el parto. “Enseño la fisiología del parto usando diagramadas para explicar cómo está hecho el útero. Explico cómo trabaja todo junto, por qué necesitas respirar muy bien y relajar los músculos en lugar de tensarlos.” La diferencia entre un parto bueno y otro malo puede “cambiar la relación entre una madre y su hijo”, comenta.

Como todo, esto debe funcionar a un porcentaje de mujeres no demasiado elevado (se supone), y al resto no, porque de otro modo no entiendo que no lo enseñen en cada escuela de preparación al parto.