Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

LA SUBIDA DE LA LUZ NO ES SU CULPA

"Luz Cuesta Mogollón", el nombre de una joven zaragozana que se ha vuelto viral

Esta joven zaragozana de 19 años se llama Luz Cuesta Mogollón, un nombre tan excéntrico que se ha vuelto viral estos días coincidiendo con la subida del precio de la luz.

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 16/09/2017 a las 21:01 horas

Luz Cuesta Mogollón

Luz Cuesta Mogollón / EFE

Llamarse 'Luz' es corriente, pero apellidarse 'Cuesta' 'Mogollón' y llamarse, a su vez, 'Luz' no lo es tanto. Por eso, esta joven zaragozana no ha dejado de recibir llamadas en estos días. Coincidiendo con la subida del precio de la luz, han sido muchos los medios de comunicación que se han querido poner en contacto con ella para saber el porqué de su nombre.

Hace 19 años, los padres de la joven decidieron bautizarla con ese nombre en recuerdo del lugar donde se habían casado, en la ermita de la Virgen de la Luz, en Avilés, en el Principado de Asturias, lugar de origen de la familia. Según la joven, sus padres no fueron conscientes en ese momento del divertido efecto que tendría la combinación del nombre con los apellidos de la pareja, ni tampoco lo pretendieron. La "bombilla" se encendió nueve o diez años después, cuando la hermana de Luz decidió llamar a Onda Cero para informar de la curiosa mezcla de apellidos familiares, pero sin valorar que el verdadero detonante no estaba sólo en ellos.

Por ese entonces, la emisora hacía un programa abierto a las llamadas de los oyentes sobre nombres y apellidos curiosos, que se interesó por el nombre de las hermanas y estalló en risas cuando escuchó el de Luz. Cuando llegó al instituto, este efecto fue motivo de chanzas y de bromas desde un primer momento, asegura la joven, que enseguida asumió con normalidad y buen humor la situación. "El primer día de instituto -recuerda- cuando el director leía los nombres de los alumnos para decirles qué clase les correspondía, se echó a reír nada más pronunciar el mío", risas a las que se unieron de forma inmediata las del resto de los profesores y de los alumnos.

Su nombre no solo ha sido motivo de risas y buenos ratos, una compañía energética se ha interesado en ella- nos cuenta- para hacer un anuncio de publicidad aunque todavía no han concretado nada. Con muy buen rollo Luz cuenta que "la subida del precio de la electricidad no es culpa mía", consciente del fenómeno viral que ha supuesto su nombre en estos últimos días.