Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

POLÉMICA EN LAS RRSS

El primer restaurante nudista de Japón no admitirá clientes gordos o mayores

El primer restaurante nudista de Japón abrirá el 29 de julio en la capital nipona y no lo hará exento de polémica, ya que según ha anunciado en su web, no admitirá la entrada a personas con sobrepeso o mayores de 60 años. Y claro, las redes sociales han estallado tachando estas restricciones de “ofensivas”.

europafm.com | Barcelona | Actualizado el 17/06/2016 a las 15:15 horas

En Nueva York hay un restaurante en el que la ropa es opcional

En Nueva York hay un restaurante en el que la ropa es opcional / Agencias

Según la página web del restaurante, contempla en su lista de reglas para poder acceder como cliente la siguiente: "Existe un límite en términos de peso (Aquellas personas que superen en 15 kilos el peso medio para su altura no podrán entrar al local. Por favor tengan cuidado con esto)". Además solo permitirá el acceso a personas de entre 20 (la mayoría de edad en Japón) y 60, quedando también excluidos de estos ágapes nudistas los clientes que lleven tatuajes (en Japón esta norma se aplica también en baños públicos y otros establecimientos donde la gente está desnuda, ya que los tatuajes se asocian a los Yakuza y otras bandas del crimen organizado en el país.). Claro, con estas normas, las redes sociales en seguida se hicieron eco tachándolas de “excluyentes y abusivas”.

Además, solo se podrá acudir al restaurante con reserva y previo pago del menú, que oscila entre los 100 y los 669 euros, si se quiere que modelos masculinos atiendan la mesa y realicen una serie de actuaciones musicales, ya que según explica el restaurante, busca recrear un ambiente como el de la Roma Clásica.

En la web también explican que los teléfonos móviles tendrán que guardarse en una caja fuerte durante la cena, y está prohibido hacer fotos, "hablar con otros clientes o tocarlos”.